Jerez

La plantilla de Acasa continúa con la protesta ante el impago de la nómina

  • Las empleadas de Limasa no han cobrado y su comité se reúne hoy con la alcaldesa

Confían en una solución pero mientras tanto los trabajadores no quieren quedarse de brazos cruzados. La plantilla de Acasa vuelve hoy a concentrarse ante el Ayuntamiento como acto de protesta ante el impago de la nómina de junio, dos meses de atrasos de subida de convenio y hay que recordar que antes del día 15 deberían percibir la paga extra. "Sabemos que el Ayuntamiento está buscando dinero por todos los sitios pero esta plantilla es 'débil' y cualquier incidencia nos afecta muchísimo", reconoció ayer la presidenta del comité, Encarnación Barrios.

Los trabajadores están "inquietos" y lamentaron que los retrasos en los cobros "siempre coincidan con fechas señalas como Feria, Navidad y ahora, con las vacaciones de verano", apuntó la representante de los empleados.

La empresa Acasa, concesionaria de ayuda a domicilio, les ha reconocido que "asumen que son los responsables de nuestros impagos, pero es que realmente no pueden hacer frente a la nómina. La preocupación la tenemos todos y de hecho, nos han dicho que si algún banco les diera facilidades ellos nos pagarían inmediatamente, pero están atados de pies y manos", declaró Barrios. A pesar de los importantes problemas económicos de la concesionaria, el comité agradeció que la dirección de Acasa "nos haya permitido coger las vacaciones cuando hemos querido y ha contratado al personal eventual necesario para cubrir estas fechas. No tenemos que decir siempre lo malo", remarcó la presidenta.

Hay que recordar que más de mil jerezanos disfrutan del servicio de ayuda a domicilio y la plantilla la conforman unos 480 trabajadores aproximadamente, la mayoría mujeres.

Pero Acasa no es la única concesionaria que está teniendo problemas en el cobro de la nómina. Limasa, empresa de limpieza de dependencias municipales y colegios públicos, está atravesando la misma situación. Inmaculada Barea, del comité, avanzó ayer que hoy mantendrán una reunión con la alcaldesa, María José García-Pelayo, y que según como vaya el encuentro planificarán o no movilizaciones para la próxima semana. "No hay muchas perspectivas de que vayamos a cobrar pronto y sabíamos que el nuevo gobierno local no tenía una varita mágica para llenar las arcas municipales", apuntó Barea, quien además lamentó que "el mes pasado cobramos el día 14, así que en esta ocasión no tendremos mucha más suerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios