Jerez

El precio del alquiler de vivienda sube un 12% en Jerez en los últimos 6 meses

  • La ciudad carece de un número suficiente de viviendas en este régimen y la demanda sobrepasa con creces a la oferta

  • Aumenta la solicitud de pisos de tres y cuatro dormitorios

Retrospectiva de unos carteles de alquiler colgados en un balcón en una calle de Jerez. Retrospectiva de unos carteles de alquiler colgados en un balcón en una calle de Jerez.

Retrospectiva de unos carteles de alquiler colgados en un balcón en una calle de Jerez. / pascual

El precio de los alquileres de vivienda en la ciudad se ha incrementado entre un 10 y un 12% en los últimos seis meses, según indica el responsable de la conocida inmobiliaria jerezana Mistercasa, Francisco Escot. La causa radica en el hecho de que, contra lo que pueda creerse, la oferta de alquileres en Jerez no es tan amplia como pudiera parecer y a ello se une que la demanda está creciendo sensiblemente en los últimos años, una vez superadas las cifras mínimas de esta actividad que depararon los peores años de la crisis económica.

En la actualidad, establecer un precio medio del alquiler de viviendas es complicado, pues depende de muchos factores, tales como zona (más o menos céntrica es más caro) y sobre todo número de habitaciones. "En líneas generales -apunta Francisco Escot- se puede decir que las mensualidades del alquiler de un piso de tres y cuatro dormitorios suele estar por encima de los 500 euros, mientras que los de dos y tres dormitorios suelen estar entre los 400 y los 500 euros al mes".

El alquiler sigue estando por encima de las compraventas en la ciudadLos bancos exigen que se destine a la compra como máximo un tercio de los ingresos

Este incremento en los precios del alquiler se ha detectado, especialmente, desde el pasado mes de junio de 2017, cuando la demanda se ha incrementado pero sin que la oferta lo haya hecho a la par, lo que ha provocado el referido incremento de precios. "En líneas generales se puede decir que, para su volumen de población, Jerez tiene pocos pisos y casas en este régimen", sentencia el responsable de Mistercasa.

En lo que se refiere al mercado de compraventa de viviendas, el año ha comenzado con cierto optimismo. Los resultados han sido buenos para gran parte de las inmobiliarias locales si bien el sector se encuentra en un estado de expectación de cara a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Por el momento tienen una base en la que confiar. El año pasado se caracterizó por tener los precios muy estables y es que, precisamente, la actual demanda a la hora de comprar pisos se basa precisamente en eso: en que no haya subidas de precios brutales, que el mercado permanezca estable y, sobre todo y por encima de todo, que la demanda crezca merced a estas circunstancias. La demanda, evidentemente, persigue la compra a precios bajos. La de las viviendas de alta gama, aunque existe, está todavía anclada.

Un hecho especialmente destacable es que la mejor época para el mercado inmobiliario es el mes de diciembre, por evidentes motivos fiscales. La actividad suele sufrir un parón a partir del día 15 de este mes del que no sale el sector hasta mediados de enero, que es cuando las inmobiliarias vuelven a cogerle el pulso al mercado. Se trata de una especie de paréntesis navideño. Tras este 'parón' lo que han detectado las empresas, destaca Escot, "es que hay ganas de comprar, pero en las condiciones anteriormente referidas".

Otro dato realmente destacable es que las entidades bancarias están abriendo la mano, es decir, otorgando créditos "pero a buenos clientes". ¿Qué es un buen cliente para un banco?". Pues básicamente aquél que no va a dedicar a la compra de su vivienda más del 33% (un tercio) de sus ingresos y que es capaz de hacerse cargo del 20% de la entrada más los gastos que conlleva la operación. "En esos casos no está habiendo problemas", destacaron a este medio las referidas fuentes.

Otro hecho realmente curioso es que mientras el año pasado comenzó con una elevada demanda de pisos y casas con dos y tres dormitorios el actual lo ha hecho con un alza en la amplitud de las viviendas a comprar. "Ahora se están pidiendo muchas más viviendas de tres y cuatro dormitorios". Pese a todo, lo que prima actualmente en el sector inmobiliario local es el alquiler más que la compraventa. Tendrán que pasar unos años hasta que se apueste de nuevo por acceder a la propiedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios