Universidad

Arte Floral, con preferencia para estudiar Ingeniería de la Salud

  • Una jerezana con la máxima nota, fuera de la carrera que solicitó tras hacer un grado de Medicina Nuclear

  • “He tirado dos años de mi vida sin que nadie me informase de que no iba a entrar”

Paloma López Vega. Paloma López Vega.

Paloma López Vega.

La jerezana Paloma López Vega y cursó Bachillerato en Ciencias de la Salud y después decidió cursar el grado superior de Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear en el CdP José Cabrera de Trebujena, concluyendo éste con una nota media de 7,69, lo que sumado a la nota de Selectividad le dio una nota de 10,05. Una calificación más que suficiente, en teoría, para poder a acceder a la Universidad y estudiar la carrera que deseaba: Ingeniería de la Salud. Así la habían orientado y animado sus profesores del grado. Y hasta cierto punto era lógico: eres grado en Imagen para el Diagnóstico y Medicina y vas para Ingeniería de la Salud con nota sobrada.

Pero el gozo de Paloma en un pozo. Con sorpresa, esta estudiante descubre, al poco de solicitar su ingreso, que está en el número 88 de la lista de espera, es decir, que tiene casi inalcanzable estudiar una carrera para la que se ha estado preparando en dos niveles diferentes.

¿El motivo? Algo tan surrealista como que existen grados que tienen preferencia sobre el suyo. ¿Grados médicos o con relación con la salud? No. Para poder estudiar hoy día, con o sin nota, Ingeniería de la Salud, tienen preferencia en el sistema universitario de nuestra comunidad grados como los siguientes: Amueblamiento, Arte Floral, Arte Textil, Artes del Vidrio,Bisutería Artística, Bordados y Reposteros, Cerámica Artística, Ebanistería Artística, Elementos de Jardín, Estilismo de Indumentaria, Joyería Artística, Patronaje, Vestuario a Medida y de Espectáculos.

¿De qué sirve entonces, se pregunta Paloma López, haber estado dos años el grado de Imagen para el Diagnóstico y Medicina nuclear? Si cualquier persona que, con todos los respetos, que sepa de muebles, vidrio, decoración o jardinería tiene preferencia para Ingeniería de la Salud.

Paloma López Vega se ha movido antes de realizar su denuncia ante los medios de comunicación, estableciendo las lógicas quejas ante los organismos pertinentes en la Universidad, la de Málaga en este caso, pero todo han sido balones fuera. Que hay que cambiar los planes de estudio, que llega tarde, que debería haberse informado antes. Y lo peor: que este no es el único caso de carrera universitaria que cuenta con grados preferentes que no tienen nada que ver con lo que se va a estudiar. En a Universidad de Cádiz le dijeron que los ciclos cambian “año a año”.

“Por lo visto, si me hubiese metido en Arte Floral o en Bachillerato de Arte, podría haber estudiado Ingeniería de la Salud sin problema”, explica Paloma, a quien no dan solución alguna en la Universidad, como a otros casos existentes. Ahora ha recurrido al Defensor del Alumno, que va a trasladar su problema: dos años de esfuerzo a la basura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios