Cofradías

Susana Esther Merino Llamas bordó el verso ante la Piedad

  • La cofrade jerezana desgranó la historia de la cofradía y piropeó a la Reina del Calvario

La Piedad La Piedad

La Piedad / Miguel Ángel González (jerez)

Apenas duró cuarenta minutos la disertación que en la pasada noche del sábado hizo la cofrade jerezana Susana Esther Merino Llamas ante la Virgen de la Piedad. Se trataba de una glosa que culminaba el triduo extraordinario con motivo de estos 300 años de Piedad en la ciudad. Susana Esther regaló a los muchos cofrades congregados todo un interesante recorrido por la larga historia de esta corporación del Santo Entierro. Y lo hizo  haciendo un especial hincapié en la belleza de la Santísima Virgen en forma de piropo en verso. Bien escrito y perfectamente declamado, Merino Llamas dedicó un capítulo interesante al Señor Yacente para acordarse del origen. Destacó la relación entre la corporación y la realeza española y significó la parte más flamenca y costumbrista de la esta hermandad cargada de matices y peculiaridades propias. Pudo incluso hasta acordarse de nombres propios como Manolo Monroy que durante décadas vistió a la Santísima Virgen de forma primorosa.

En definitiva un pregón muy completo, cargado de emotividad y con un contenido sólido de bellos pasajes que estuvieron muy bien acompañados por la guitarra flamenca de José Ángel Lupión ‘Lupi’. En definitiva una glosa que levantó el ánimo por la solvencia de la oradora. Un bonito broche para cerrar estos actos en el que los bellos versos fueron protagonistas como antesala de la vuelta de la Señora a su casa del Calvario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios