Jerez

El presidente del consejo anula el pleno por falta de entendimiento

  • Tras un intenso debate Dionisio Díaz decide suspender al no llegarse a un acuerdo de mínimos

Momento previo al pleno extraordinario celebrado ayer en la sede de la Unión de Hermandades. Momento previo al pleno extraordinario celebrado ayer en la sede de la Unión de Hermandades.

Momento previo al pleno extraordinario celebrado ayer en la sede de la Unión de Hermandades. / Miguel Ángel González

El pleno extraordinario convocado por el presidente del consejo directivo de la Unión de Hermandades, Dionisio Díaz, para la noche de ayer, decidió finalmente lo que vendrá a ser el itinerario común de todas las cofradías que en los días de Semana Santa hacen estación de penitencia en la Catedral jerezana.

Un camino que se iniciaba hace algo más de un año con la instancia del pleno de hermanos mayores al consejo a que se llevara a cabo una reforma de la misma. Existía un consenso casi total de la eliminación de la plaza de Aladro, y con ello, el consejo acometió una reforma que daba un giro total a lo visto hasta ahora. Era la ya famosa carrera de la plaza del Banco.

En la jornada de ayer se llevó a cabo en la sede de Curtidores un pleno extraordinario con la finalidad de eliminar la zona de Aladro. La reunión su fue dilatando en el tiempo y el debate iba reflejando una clara falta de acuerdo entre los hermanos mayores que querían los cambios a la mayor brevedad posible en contra de otros que pensaban en los pros y contras a la reubicación de los palcos que se desmontarían.

Tras el intenso debate, se quiso dar paso a una votación. También salieron las diferencias entre unos y otros. Un grupo alegaba que la votación no era posible al no contemplarse en el orden del día mientras que otros opinaban que habían ido hasta Curtidores para llegar a un acuerdo.

Tampoco se quiso erigir una comisión que fuese estudiando la reubicación de palcos pero ya de cara al año 2019. Finalmente, ante la interpelación de un miembro que no veía sentido reunirse para no poder votar, el presidente Dionisio Díaz dijo que él tenía potestad para reunir el pleno bajo un orden del día y también suspenderlo. Finalmente, el presidente decidió suspender ante la falta de acuerdo.

El futuro queda incierto. Aunque todo hace ya prever que con esta suspensión todo seguirá como estaba planteado el próximo año de 2018. Aladro, al menos, le queda un año más de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios