paco cepero. guitarrista y compositor

"Mientras el pueblo me aguante, aquí hay Cepero para rato"

  • El jerezano analiza para Diario de Jerez su último trabajo discográfico 'Sueño Latino', un disco en el que, a sus 75 años, demuestra una firmeza y capacidad creativa fuera de toda duda

Paco Cepero posa para Diario de Jerez en su casa. Paco Cepero posa para Diario de Jerez en su casa.

Paco Cepero posa para Diario de Jerez en su casa.

Cada nota que da Paco Cepero (Jerez, 1942) es un regalo divino, ya no sólo porque a sus 75 años mantiene la misma vehemencia tocaora de antaño sino porque su guitarra desprende una fuerza y una vitalidad abrumadora. Su último disco, 'Sueño Latino', es el compendio de una trayectoria inmaculada, tanto a nivel interpretativo como a nivel compositivo, sin duda dos de sus mayores virtudes como artista.

-Sigue usted en plena forma artísticamente hablando...

-(Risas)Sí, la verdad es que por eso le doy todos los días gracias a Dios, por tener 75 años y haber podido realizar este último disco.

-¿Y qué vamos a escuchar en este 'Sueño Latino'?

-Se va a escuchar sobre todo a Cepero, sólo que he metido una mezcolanza de la música latina por eso le he llamado así. De todas formas, lleva también dos bulerías, una alegría, unos tientos-tangos, una media granaína, una malagueña, y dos temas dedicados, uno a Camarón y Paco de Lucía y otro a mi mujer Chari. Es un disco muy compensado, la verdad, de hecho ya he recibido, porque lleva tiempo en las plataformas digitales, muchas felicitaciones, y eso para mí es importante. También me gustaría destacar la labor de los músicos, tanto de la guitarra de Paco León, de la percusión de Carlos Merino y los arreglos de Diego Magallanes.

-¿Qué es lo que más le ha gustado de este nuevo trabajo?

-Me gusta que algunos temas, como los que he dedicado a Camarón y a mi mujer y la habanera, que son auténticas bandas sonoras. Eso es lo que más me gusta, porque me considero una persona con mucha melodía. Tengo que reconocer que Paco Cepero tiene muchos defectos, más que virtudes, pero Dios me ha dado la virtud de componer y crear melodías, porque a veces las ideas me fluyen solas.

-Pasan los años pero el manantial de Paco Cepero no cesa...

-Eso es verdad, soy el único guitarrista de mi generación que está en activo, por eso lo agradezco a Dios. Tengo la suerte de seguir tocando en directo y bueno, este verano sin ir más lejos he hecho un montón de festivales, he dado un concierto en Lo Ferro, en Murcia...Con mi edad y con la cantidad de guitarristas buenos que hay en la actualidad, que la gente siga apostando por mí, eso quiere decir que mi trabajo no ha sido en balde.

-Y encima sigue recibiendo reconocimientos por todos sitios...

-Afortunadamente sí. Este verano me dieron el reconocimiento de Rafael Romero 'El Gallina' en Andújar, me han dedicado la Yerbabuena de Plata en Las Cabezas y el Festival de Brenes en Sevilla; y me han dado la Palma de Plata en el Rubio. Luego, he trabajado en Paterna de la Rivera, donde hacía treinta años que no iba, he trabajado en Cádiz con Mercedes Ruiz, en Rota, en el Arranque....En fin, estoy contento.

-¿Por Jerez se le espera para presentar 'Sueño Latino'?

-De momento no. A mí me gustaría, pero bueno, es algo que no depende de mí. Sé que mi pueblo siempre me quiere ver, pero los que programan no.

-En cambio, sí hará una gira con Diputación para celebrar sus 60 años de profesional...

-Sí, efectivamente. Eso lo tengo cerrado, lo único que falta es concretar con exactitud a los pueblos a los que iremos. A partir de octubre haremos cuatro conciertos, pero no sé las fechas ni lo sitios. Lo que sí quiero, porque es algo que me hace mucha ilusión, es celebrar el año que viene mi debut en Cádiz. Fue en enero de 1958 en el Teatro Falla, pero como en esa fecha el teatro está en plena ebullición del carnaval, lo hemos dejado para abril o mayo.

-Es curioso pero Cádiz también es una ciudad que le ha marcado artísticamente...

-Por supuesto. Ya he dicho que debuté allí y curiosamente, sin olvidarme de los buenos amigos y buenos ratos que he tenido en esa tierra, presenté allí también mi obra sinfónica 'Suite Gades'. Las cosas de la vida y el destino.

-60 años. ¿Han pasado muy deprisa?

-Yo siempre me acuerdo de la canción de Gardel. 'Es un soplo la vida, que veinte años no es nada...'. Sesenta años es menos, y a mí se me han pasado volando. Cuando te vienes a dar cuenta eres una persona que ya no estás en la tercera edad, estás en la cuarta (risas).

-¿Le ha cambiado el tiempo?

-Me ha cambiado mucho, diría yo. Quizás la madurez te da una templanza que antes no tenía, eso lo reconozco. Soy una persona muy activa, no paro de trabajar, de componer, tengo que hacer algo todos los días si no me encuentro vacío, y quizás por eso me mantengo con esa inquietud a mis 75 años. Está claro que uno tiene una edad y para dar un concierto de dos horas, tengo que ir a veces a que me den masajes en las manos para desentumecerme los músculos, pero bueno, gracias a Dios sigo tocando con la misma fuerza y puedo aguantar un concierto largo.

-De cualquier forma, siempre hay gente que estará deseando que se retire, porque este país es así...

-Lo sé, hay gente que me ha preguntado más de una vez que cuándo me voy a ir. Y les digo que me iré cuando yo me vea que en un escenario hiciera el ridículo. Entonces diré adiós, y me dedicaré a dar, como hice hace tiempo en Jerez, unas clases magistrales, pero ahora me siento bien. Llevo mucho tiempo trabajando en esto y uno ve la reacción del público, los aplausos que levantas, sólo con eso sabes que estás vivo y que aún tienes cosas que aportar. Mientras el pueblo me aguante, aquí hay Cepero pa rato.

-Pero Cepero no es sólo guitarrista, tiene usted más de 800 temas compuestos en la SGAE...

-Eso es cierto, y hay muchos artistas que vienen a mí a pedirme consejo o a que les componga canciones. Mientras Dios me dé esa lucidez ahí voy a seguir. Ahora por ejemplo estoy produciendo un disco a El Duende, y a un cantaor de mairena que se llama Paco Morillo, pero bueno, que cada día recibo alguna que otra llamada de gente que quiere que le escuche o que le componga.

-Este mes estará dos veces apoyando a la Hermandad del Cristo en la Iglesia de San Francisco...

-A mí me gusta siempre colaborar con las causas sociales, y cada vez que me llaman para algo de Síndrome de Down o algún chaval que estaba malito, ahí ha estado Paco Cepero. Ahora, si encima es para El Cristo y la Virgen del Valle más todavía porque voy a verlo todos los días, a San Francisco y al señor de la Puerta Real. Ahí está muy bien, pero la añoranza de su casa es un hecho, por eso yo voy a poner dos granitos de arena para ayudar a su regreso. El día 15 voy con Antonio Reyes, y luego el día 29 daré un concierto acompañado con el hijo de Rancapino y Samuel Serrano. Creo que se ha hecho un gran cartel y encima, por el hecho de actuar en la iglesia tiene un plus, porque sabes que te está escuchando Dios y como hay que estar en silencio hay que dar el do de pecho. A mí eso me motiva y espero que salga muy bien, animo a la gente a que vaya porque las entradas a demás son muy asequibles.

-Al margen de 'Sueño Latino' acaba de lanzar también al mercado un disco recopilatorio con muchos de sus temas...

-Sí, es un disco de trece temas en el que he elegido algunas composiciones mías de años anteriores. La novedad está en que 'Aguamarina' lo he grabado de nuevo, con unas escalas distintas, y luego también hay una nana que hago con Alonsito Rancapino. Lo hemos hecho en el estudio de David Lagos, igual que 'Sueño Latino', donde he estado como en casa. En él aparece 'Corazón y bordón', 'Varadero', 'Despertar en Jerez', 'Fuente de cristal', 'Plazuela', Caireles', 'Abolengo', 'Ron de caña', 'Pueblo blanco' y 'Capricho'. Es un disco muy completo y que resume bien mi trayectoria discográfica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios