contenido patrocinado

Cuatro recetas con jamón ideales para refrescarse este verano

Cuatro recetas con jamón ideales para refrescarse este verano

Cuatro recetas con jamón ideales para refrescarse este verano

El verano ha llegado y, con él, nuestras ganas de comer ensaladas, cremas frías y muchos helados. Sin embargo, es cierto que no debemos olvidarnos, aún estando de vacaciones, de llevar una dieta saludable, que incluya todo tipo de alimentos naturales que nos permitan comer sano sin renunciar al buen sabor. Y para llevar todo esto a la práctica hoy queremos demostraros que se puede comer muy rico y con platos diferentes y frescos utilizando un ingrediente que estamos seguros de que a todos os encanta: el jamón. Además, también aprovechamos para recomendaros el jamón de El Pozo Selección, el que hemos utilizado nosotros para estas recetas y que os aseguramos que está para chuparse los dedos. 

Gazpacho con jamón y lascas de parmesano

El gazpacho es, en nuestra humilde opinión, el plato del verano. Refrescante, sabroso, lleno de vitaminas y de alimentos extremadamente saludables para nuestro organismo… ¿se puede pedir más? Pues dejadnos deciros que sí, porque os traemos una receta de gazpacho con jamón y lascas de parmesano que os va a volver locos. 

Ingredientes para 4 personas:

  • ½ kg de tomate pera maduro
  • 2 lonchas de jamón El Pozo Selección
  • ½ pimiento verde italiano
  • ½ pepino
  • Queso parmesano
  • 1 diente de ajo
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 200 ml de agua
  • 20 ml de vinagre
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Perejil para decorar

Para preparar este rico gazpacho con jamón y parmesano, lo único que debemos hacer es mezclar las verduras (el tomate, el pimiento verde, el pepino y el ajo) con el agua, el vinagre y la sal. Para esto, las ponemos en una batidora de vaso y trituramos por un par de minutos. Cuando los ingredientes hayan empezado a mezclarse, y sin dejar de triturar, echaremos poco a poco todo el aceite de oliva y seguiremos durante un par de minutos más. Una vez hayamos mezclado todo, lo único que nos quedará será pasar el gazpacho por un colador, para que quede fino, y dejarlo reposar el mayor tiempo posible en la nevera, para que esté fresquito cuando lo vayamos a consumir. 

Cuando vayamos a emplatar el gazpacho, el último paso será cortar finamente las dos lonchas de jamón, de forma que quede en pequeñas tiras y hacer las lascas de parmesano con ayuda de un cuchillo o con un rallador. Terminamos decorando con un poco de pimienta negra molida, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y unas hojas de perejil.

Ensalada con nueces, peladillo y crujiente de jamón

Las ensaladas son también otro de los platos recurrentes cada verano. De hecho, tanto es así que muchas veces podemos acabar cansados al final del verano de comer tanta ensalada. Para que esto no nos pase, lo mejor es intentar variar las recetas, dándole un toque creativo y pudiendo saborear la combinación de la ensalada con otros toques como puede ser el del jamón. ¡Os sorprenderá seguro!

Ingredientes para 4 personas:

  • 200 g de mezcla de lechugas de hoja verde
  • 4 lonchas de jamón El Pozo Selección
  • 1 peladillo
  • 10 tomates cherry
  • Nueces
  • Queso feta
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Lima
  • Mostaza
  • Sal 

Para preparar esta rica ensalada, lo primero que debemos hacer es preparar el crujiente de jamón. Para esto, en una placa de horno colocamos las cuatro lonchas, bien separadas unas de otras, y las mantenemos en el horno durante unos 10 minutos (dependerá de vuestro horno) a 180 grados. Es muy importante que el jamón quede crujiente sin llegar a quemarse.Lo siguiente que haremos para preparar esta rica ensalada es crear el aliño. En este caso, estamos utilizando aceite de oliva mezclado con lima, pero vosotros podéis añadir el cítrico que más os guste. En un bol, mezclamos el zumo de una lima con una cucharadita de mostaza. Poco a poco, removemos hasta que estos dos ingredientes se hayan mezclado y a continuación vamos añadiendo el aceite de oliva. Para que quede todavía más rico, os recomendamos tenerlo en la nevera de un día para otro. Una vez tengamos listos el aliño y el jamón, pasamos a montar la ensalada directamente en la fuente que hayamos escogido. Lo primero que colocamos será la mezcla de lechuga; a continuación cortamos los tomates cherry, troceamos el queso feta con las manos y partimos un poco las nueces. Pelamos y cortamos en daditos el peladillo y terminamos con el aliño por encima de la ensalada. En el momento de servir, añadimos por encima el crujiente de jamón, que podemos trocear directamente con las manos, ¡y listo para comer!