Las consecuencias de la estrella Michelin La demanda de reservas en el restaurante ‘Lu’ se duplica en apenas unas horas

  • El prestigioso galardón provoca que el chef Juan Luis Fernández aconseje ya "reservar con tiempo"

Juan Luis Fernández, en el centro, mirando el móvil de un compañero.

Juan Luis Fernández, en el centro, mirando el móvil de un compañero. / Miguel Ángel González

Apenas unas pocas horas después de que le fuera concedida su primera estrella Michelin, el restaurante jerezano ‘Lu, Cocina y Alma’ duplicaba sus reservas. De hecho, hasta fin de mes va a ser complicado encontrar mesa para los fines de semana, de viernes a domingo. Así lo aseguraron a este medio tanto el propietario del establecimiento, el chef jerezano Juan Luis Fernández, como la gerente, Regina Martínez de Velasco. “Tengo muchas esperanzas de que estemos hasta arriba hasta primeros de diciembre, y además tengo confianza en que el tirón de las zambombas en nuestra ciudad, que atrae a muchísimos visitantes, también nos pueda dar grandes ocupaciones durante todo el mes de diciembre”, manifestó el chef a este medio. “Va a haber que reservar con antelación”, dijo de cara a quienes tengan interés en conocer la cocina que le ha hecho merecedor de la ansiada estrella.

Un hecho especialmente reseñable es que Juan Luis Fernández no paró ayer de recibir felicitaciones, de todo tipo y ámbito, entre las que destacaron “tanto las de los compañeros de profesión, que me han llenado mucho, así como la de mi gran maestro: Martín Berasategui”. Y es que el chef vasco (diez estrellas le contemplan) se apresuró a darle la enhorabuena a quien fuera su discípulo y, más incluso, responsable de uno de sus numerosos proyectos culinarios. Otro chef que felicitó al jefe de ‘Lu’ fue David de Jorge, más conocido en los ámbitos gastronómicos como ‘Robin Food’. Igualmente el triestrellado Ángel León también felicitó a quien fuera su jefe de proyectos culinarios durante una década.

Los cocineros de la ciudad y la provincia se volcaron para felicitar al chef jerezano

A las felicitaciones profesionales se unieron las de multitud de amigos así como las de artistas. La celebración por la estrella se prolongó durante buena parte de la noche pero no se extendió hasta bien entrada la madrugada: “A las dos de la madrugada cortamos porque a las ocho y media ya teníamos que estar aquí para preparar el servicio del día”.

Si hay algo que el chef no para de repetir, se diría que aún les sorprende, es el hecho de que “hayamos conseguido este logro con apenas once meses de apertura. Ha sido muy fuerte, de verdad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios