Jerez

El debate sobre las responsabilidades centra el penúltimo día del 'caso Estación de Autobuses'

  • El juicio quedará hoy visto para sentencia tras tres semanas de vistas en la Audiencia Provincial

El 'caso Estación de Autobuses' quedará hoy visto para sentencia en la Sección Octava de la Audiencia Provincial después de que ayer tres de las partes representadas en el proceso -el fiscal Anticorrupción Manuel Arjona, así como los defensores Javier Coveñas (Pedro Pacheco) y Manuel Hortas (Miguel Ballesteros)- expusieran ante el tribunal sus conclusiones en sus respectivos informes.

La sesión duró cinco horas en el transcurso de las cuales sólo se presentaron estos informes. En ellos la Fiscalía resumió cómo se han desarrollado las sesiones, haciendo especial hincapié en la multitud de conexiones que en su opinión relacionan a Pedro Pacheco con el empresario ubriqueño José Luis López así como las de éste último con los tres testaferros que se cree que presentaron ofertas de compra por el inmueble por encargo del serrano. Cabe destacar a este respecto que López era capaz de sacar dinero de estas empresas sin ningún problema, lo que a juicio de Anticorrupción deja bien a las claras que se trataba de empresas de su propiedad ante las que figuraban 'hombres de paja'.

Las defensas, por su parte, fortalecieron la idea de que a estas alturas nadie puede creerse que la estación de autobuses pudiese haber sido valorada en casi 1.500 millones de las antiguas pesetas (9 millones de euros) tal y como sostiene la Fiscalía, un precio que según el abogado Manuel Hortas no hubiera sido considerado acorde ni en los mejores tiempos de la denominada 'burbuja inmobiliaria'. Para colmo (esto lo supimos los jerezanos años después) hubo líos de valores catastrales que son públicos y notorios, así como que las diferentes tasaciones que se llevaron a cabo sobre el inmueble conforman, valgan la expresión, un enorme guirigay del que es difícil sacar conclusiones, ya que unas parecen adecuadas y otras apenas un intento de cubrir expediente.

El fiscal Anticorrupción, Manuel Arjona, destacó igualmente durante su intervención que las apreciaciones del tasador de la Agencia Tributaria en las que reconoció haber fallado en sus cálculos no eran correctas. Sostuvo lo contrario. Deberá ser el tribunal quien dictamine qué hubo de acertado y de erróneo en dichos cálculos sobre unos suelos en una de las mejores zonas del centro de Jerez.

Por su parte, Javier Coveñas, abogado defensor del ex alcalde Pedro Pacheco, vino a decir que en aquellos tiempos el ex alcalde no era ni mucho menos el regidor plenipotenciario que fue antaño, que su labor estaba revisada de forma permanente por el otro partido del equipo de Gobierno, así como que en los años en los que se llevó a cabo la operación de compraventa no existía amistad personal alguna con el empresario ubriqueño. El consejo fue quien tomó la decisión, no Pacheco, sostuvo. Si hubo errores fueron en los trámites técnicos y jurídicos.

Por su parte, Manuel Hortas, abogado del ex gerente de Emusujesa, insistió en que hubo labor de publicidad municipal acerca de que la venta de la estación de autobuses estaba en marcha, refiriendo a este respecto la numerosa información que el Ayuntamiento de Jerez remitió a los medios de comunicación de Jerez en forma de notas de prensa y que dieron lugar a la difusión de una posibilidad de compra de una estación de autobuses que llegó a calificarse en la prensa local como "Una perita en dulce".

La última sesión se celebrará hoy, a partir de las diez de la mañana, y está previsto que se prolongue hasta el entorno de las tres de la tarde ya que deberán ser cuatro los abogados que presenten sus conclusiones al tribunal que preside el magistrado Ignacio Bermúdez de Castro.

Las sesiones concluirán, tal y como es habitual, una vez que los siete acusados hagan uso del turno de última palabra si así lo desean.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios