Jerez

Los servicios y las mujeres propician una bajada de 482 parados en julio

  • El paro registrado se sitúa en 26.375 personas tras un descenso en el último mes del 1,79%

  • El recorte interanual ronda los 1.300 desempleados, la mitad del acumulado los últimos cinco meses

Dos camareros, ayer en un establecimiento hostelero del centro, de los sectores más dinámicos el pasado mes de julio. Dos camareros, ayer en un establecimiento hostelero del centro, de los sectores más dinámicos el pasado mes de julio.

Dos camareros, ayer en un establecimiento hostelero del centro, de los sectores más dinámicos el pasado mes de julio. / miguel ángel gonzález

El paro se mantiene, y con diferencia, como la principal preocupación de los españoles, según lo refrenda el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en su último barómetro correspondiente al mes de julio. El sondeo hecho público ayer refleja a las claras que, pese al descenso paulatino en los últimos años, el desempleo es un problema mayúsculo para la mayoría de los encuestados, entre otros motivos, por la falta de continuidad, o de seguridad, del empleo que se genera.

La situación en Jerez no difiere mucho de la del conjunto del país. Hay más movimiento en el mercado laboral, pero también más estacionalidad, por lo que muchos de los trabajadores que encuentran un empleo entran y salen de las listas del paro con demasiada asiduidad. Y muy pocos son los que salen para no volver en largo tiempo.

El campo y el ladrillo se desmarcan de la bajada de julio con un repunte de 140 desempleados

La temporada primavera-verano marca la punta del empleo en Jerez, que luego se desinfla según avanza la época estival. En este contexto, julio se despide del municipio jerezano con un descenso de 482 parados (-1,79 por ciento), que sitúan la cifra total de desempleados en 26.375. El año pasado por el mismo mes la bajada fue de apenas 57 desempleados.

En lo peor de la crisis, Jerez llegó a rebasar los 37.200 parados, pero la cifra actual sigue estancada en niveles de los inicios de la recesión económica, los del año 2009, en el que por estas fechas había en la ciudad poco más de 26.000 parados. El mismo año del estallido de la crisis (2008), en julio se contabilizaron poco más de 20.000 parados. Y un año antes, la cifra de desocupados inscritos en las oficinas de empleo rondaba los 17.000.

Con todo, la ciudad encadena en julio cinco meses consecutivos de bajada en los que lograr recortar nada menos que 2.863 parados, descenso que en el último año se queda en la mitad, en concreto en 1.325 desempleados menos (-4,74%), precisamente por el marcado carácter estacional o temporal del empleo que se crea en esta época del año.

Como es habitual por estas fechas, en pleno auge del turismo, el descenso del paro de julio se concentra en el sector servicios, que reduce en el último mes en torno a medio millar de parados, a los que se unen cerca de un centenar de personas que carecían de empleo anterior. El registro de los servicios mantiene no obstante al grueso de los demandantes con el carné de paro, en concreto 17.461 personas, mientras que en el apartado de personas sin empleo anterior (SAE) figuran al cierre de julio cerca de 3.900.

La industria ni suma ni quita, ya que salda julio con 1.449 parados, apenas siete menos que los registrados un mes antes. No se puede decir lo mismo de la agricultura y la construcción, los garbanzos negros del último mes con un aumento conjunto de casi 140 desempleados, de los que 82 corresponden al sector agrario y 57 al del ladrillo. El registro de la agricultura se mantiene a último día de julio ligeramente por debajo de los mil parados (984), mientras que lo de la construcción rebasan levemente los 2.600.

La bajada del paro en 1.325 personas del último año está mucho más repartida y, de hecho, es generalizada entre todos los sectores productivos. En volumen, el descenso lo encabezan sin embargo los demandantes del primer empleo, que recortan 463 desempleados (-8,57%). La construcción salda los doce últimos meses con cerca de 400 parados menos (-13%), seguido de cerca por el sector servicios, que reduce 353. Agricultura e industria también andan muy parejos en su mejoría, que ronda en ambos casos el centenar de desempleados menos.

Llama igualmente la atención el que la práctica totalidad de la bajada del paro de julio se concentre en las mujeres, que ven reducido su registro en 462 desempleadas frente a los apenas 22 parados que recortan los hombres. Pese al marcado signo femenino de este descenso puntual, entre ambos sexos se mantiene la brecha en detrimento de las mujeres, que cuentan al cierre de julio con 16.457 paradas frente a los 9.918 hombres en la misma situación.

Este problema se agudiza además en el último año, en el que el paro masculino registra un descenso de en torno a un millar de desempleados frente a las apenas 350 mujeres que desaparecen de las listas del paro femenino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios