Bodegas

La Sociedad Jerezana del Vino dedica la tercera cata del ciclo 'La grandeza de la palomino' a vinos de Cantabria y Castilla León

Imagen de una de las catas del ciclo 'La grandeza de la palomino' en la sede de la Sociedad Jerezana del Vino.

Imagen de una de las catas del ciclo 'La grandeza de la palomino' en la sede de la Sociedad Jerezana del Vino.

La Sociedad Jerezana del Vino continúa con su ciclo de catas 'La grandeza de la palomino' con una tercera sesión en la que se catarán seis vinos de Cantabria y Castilla y León, todos ellos elaborados con la variedad palomino, la más extendida en los pagos del Marco de Jerez.

Si las dos primeras catas del ciclo se centraron en vinos de Canarias, Galicia, Portugal y Sudáfrica, esta tercera, que tendrá lugar en la sede de la Sociedad Jerezana del Vino el próximo 26 de abril, contará con vinos de seis productores diferentes, dos de El Bierzo, Bodega Akilia y Bodega Cantariña; dos de Valladolid, Bodega Barco del Cometa y Bodega Cuatro Rayas; y dos del Valle de Liébana en Cantabria, Bodega Cayo y Goyo García Viadero Viticultor.

Estos son los vinos de la tercera cata dedicada a 'La grandeza de la palomino':

'Villa San Lorenzo', Bodega Akilia (El Bierzo, Castilla y León). Coupage de Palomino 75% y Doña Blanca 25%. Viñedo de 77 años. Vendimia manual en cajas, fermentación espontánea en depósito de hormigón donde permanece durante toda la fermentación alcohólica. Crianza sobre lías finas durante 5 meses. 

'Enza', Bodega Cayo, (Valle de Liébana, Cantabria). Monovarietal de Palomino. Viñedos de montaña. Maceración de vino blanco de uva Palomino en hollejo fresco y fermentado de uva mencía durante 10 días y criado en roble 12 meses, respetando la esencia de la variedad y dotándolo de mayor volumen en boca.

'Cantariña 4 La Blanca', Bodega Cantariña (Villafranca de El Bierzo, Castilla y León). Coupage de Godello, Doña Blanca y Palomino. Viñas viejas en Los Pinos y Valdeobispo. Vendimia manual. Maceración en frío, fermentación espontánea en un depósito de acero inoxidable con levaduras autóctonas con crianza de 9 meses en barrica de roble francés sobre sus lías. 

'Las Envidias 2020', Bodega Barco del Cometa, IGP Castilla y León (Alcazarén, Valladolid). Monovarietal Palomino. Blanco fermentado en barrica. Tras una fermentación espontánea en barricas y en bota jerezana, se cría bajo velo de flor durante 12 meses. Con una limitadísima producción, esta referencia se ha convertido en un blanco de culto.

'Beatum', Goyo García Viadero Viticultor (Valle de Liébana, Cantabria). Monovarietal Palomino. Viñas a más de 600 metros de altitud de una única parcela seleccionada (Finca el Dobro). Se cultiva siguiendo los preceptos de la agricultura biodinámica. 

'61 Dorado en Rama', Bodega Cuatro Rayas, DO Rueda (La Seca, Valladolid, Castilla y León). 50% Palomino y 50% Verdejo. Blanco seco generoso, elaborado a partir de la variedad Palomino de la DO Rueda, una uva que está prácticamente desaparecida en esta zona. Procede de apenas una hectárea que data de un siglo, de las pocas cepas que quedan de la cooperativa Lasecana y se vinifica con verdejo centenario para conseguir una selección de 13 botas con 'flor'. Criado en botas que se han llenado a 1/6 de su capacidad para favorecer la formación del velo de las levaduras indígenas. En esta zona la oxidación es más lenta debido a que durante las estaciones más frías de otoño e invierno pierden el velo, lo que le aportan un carácter distintivo. Es un vino único, sin añada, procede de la única saca con una producción muy limitada. Se embotella sin clarificar ni filtrar.

Las dos próximas catas del ciclo 'La grandeza de la Palomino' se centrarán en vinos del Marco de Jerez, vinos de pasto y vinos blancos de la variedad Palomino elaborados en Jerez, El Puerto, Sanlúcar, Trebujena, Chiclana, Torrecera o Lebrija.

El objetivo de la Sociedad Jerezana del Vino no es otro que reivindicar la uva Palomino como una variedad con la que se están elaborando vinos de extraordinaria calidad en distintas zonas vitivinícolas de España y de fuera de las fronteras del país. Una nueva iniciativa de la Sociedad Jerezana del Vino en su objetivo de potenciar la cultura del vino, reivindicar el inmenso patrimonio vitivinícola del Marco de Jerez y promocionar los extraordinarios vinos de calidad de esta tierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios