Jerez

¿Cómo afectará la subida del recibo del agua en Jerez?

Una furgoneta de Aquajerez

Una furgoneta de Aquajerez

El Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana ha anunciado la subida inminente de la tasa del agua. La necesidad de invertir en infraestructuras, las consecuencias de la sequía y el incremento de los gastos derivados del tratamiento del agua así como de la actualización de las nóminas del personal están lastrando las cuentas de este ente público.

A pesar de que aún no hay fecha definida para este aumento, lo cierto es que la subida del recibo del agua en Jerez (y en otros tantos municipios) es inevitable. Pero, ¿cómo afectará en el recibo de los jerezanos?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la tasa de agua contempla dos ‘partes’, aunque se pague en un solo recibo. Por un lado, se contempla la sección del Consorcio propiamente dicho. Es la parte del recibo donde recogen el pago relativo a los distintos cánones (regulación, trasvase, depuración, mejoras, etc.).

Es en este apartado donde el Consorcio plantea la subida de la tasa y donde se contempla el canon autonómico de la Junta, que obliga a este incremento. Parte de esta subida es la que destinará a mejoras hidráulicas como la anunciada para Jerez, con una inversión prevista de 14 millones. Esto supondrá una subida en el recibo de unos 6 céntimos por metro cúbico, aproximadamente.

También aquí hay otro de los cánones que el pasado año estaba bonificado y ya no lo estará y, por tanto, volverá a salir en el recibo, y otro de los cánones se mantendrá pero se cambiará el concepto, sin suponer incremento alguno.

En este apartado, el Consorcio también apuesta por una subida de la tasa debido a que llevan años sin actualizarse las tarifas, a pesar de que los costes sí han ido aumentando. En este caso la subida podría rozar el euro y medio. Una vez que el ente provincial lo apruebe en asamblea, será el Ayuntamiento de Jerez el que cobre en el recibo del agua este incremento.

La 'sección municipal' del recibo

La tasa de agua que pagan los jerezanos podría verse igualmente aumentada en el apartado que gestiona el Ayuntamiento de Jerez. En este caso, el problema es que el Consistorio no ha pagado la actualización del IPC a Aquajerez desde 2018. Por ello, la concesionaria dependiente de Aqualia le reclama 9 millones de euros al gobierno local. Una cifra “inasumible” en estos momentos por las arcas municipales.

El delegado de Servicios Públicos, Jaime Espinar, deja claro que desde el gobierno local “no vamos a tomar ninguna decisión precipitada” al respecto. Por ello, van a estudiar cuál es la situación real y actual del servicio y si es necesario o no subir la tasa en el apartado que corresponde al Ayuntamiento de Jerez con el objetivo “minimizar” el efecto en los contribuyentes.

En primer lugar, el gobierno local ha enviado un requerimiento a Aqualia para aclarar las cuentas. “Hemos detectado que los pagos que se le habían hecho a Aqualia no se había realizado con un control excesivo sobre la realidad de ese importe”, explica Espinar.

Por ello, se le han solicitado las cuentas a Aqualia desde el origen para verificar los gastos. “Vamos a revisar hasta el último céntimo que se le haya pagado anteriormente porque el interventor y el servicio de contrataciones considera que se le ha pagado más”, señalan desde el gobierno local, detallando que hay que revisar igualmente los índices que se le están aplicando a esta empresa.

¿Cómo se traducirá esto en el recibo del agua en Jerez? Pues, depende. Si la cifra que debe pagar el gobierno local es efectivamente de 9 millones, la subida en el recibo tendrá que aplicarse sin lugar a dudas. Sin embargo, si esta cifra se rebaja finalmente y son dos o tres millones, sí podría ser el Ayuntamiento el que asuma este gasto extra.

A pesar de que no hay fechas cerradas sobre los procedimientos ahora en marcha en Aqualia y en el Consorcio del Agua, la subida del recibo se producirá con toda probabilidad en los próximos meses.

La polémica del IPC

Hay que recordar que tanto en 2017 como en 2018 la oposición tumbó la propuesta del entonces gobierno local del PSOE para incrementar el IPC del agua en el recibo. Todo ello, a pesar de que se trata de un requisito contemplado en el pliego detrás su privatización en 2012, con el PP entonces en el gobierno local. La negativa del pleno a subir el recibo, supuso que fuera el Ayuntamiento de Jerez el que lo tuviera que asumir este coste.

En esta ocasión, sin embargo, la mayoría de la que goza el PP en el pleno le permitirá sacar adelante la actualización del IPC en el recibo, si finalmente es necesaria.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios