Contenido patrocinado

La sustitución del parque de furgonetas en España ahorraría 13,5 millones de Toneladas de CO2 al año a la atmósfera

  • El reparto de última milla y la movilidad compartida impulsarán la electrificación de la movilidad

La sustitución del parque de furgonetas en España ahorraría 13,5 millones de Toneladas de CO2 al año a la atmósfera

La sustitución del parque de furgonetas en España ahorraría 13,5 millones de Toneladas de CO2 al año a la atmósfera

El II Webinar del VII Foro Nissan ha contado con la participación de Lola Ortiz, Directora General de Planificación e Infraestructuras de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Celia Ferrero, Vicepresidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Juan Sandes, Chief Operating Officer GLS Spain/COO, y Agustín Muñoa, COO de ZITY, todos ellos moderados por el Director de Comunicación de Nissan Iberia, Francesc Corberó. La temática de este II Webinar estaba enfocada en el reparto de última milla y la movilidad compartida como dos claves para impulsar una movilidad más sostenible. Tan importante, es el reparto de última milla que la sustitución del parque de furgonetas de Madrid, ahorraría 1,5 millones de Toneladas de CO2 a la atmósfera anualmente, el equivalente a todo el CO2 que emite el sector pesquero español. Si traducimos este dato a nivel nacional, la sustitución de todo el parque de furgonetas de España por vehículos eléctricos, produciría un ahorro de 13,5 millones de Toneladas de CO2 al año. El comercio electrónico ya venía siendo un sector en auge antes de la pandemia, pero la Covid-19 ha acelerado este proceso y hoy en día ya es uno de los sectores que mueve las economías de los distintos países. En este sentido, el incremento del reparto de última milla y los viajes en furgonetas se han multiplicado, de manera que, con un parque tan antiguo de furgonetas en España, con más de 14 años de antigüedad, las emisiones de CO2 a la atmósfera se han incrementado de manera considerable. Por ello, rebajar la edad del parque de furgonetas y sustituir las mismas por tecnologías cero emisiones debe ser una prioridad para las diversas instituciones públicas.En el debate planteado ha habido un denominador común para todos los participantes y es la necesidad de alcanzar una intermodalidad mayor entre los distintos modos de transporte para acelerar el proceso hacia una movilidad sostenible y limpia. El otro gran aspecto para acelerar la reducción de emisiones es el carsharing. Un modelo en alza en ciudades grandes como Madrid o Barcelona.