Testimonios por la muerte del médico fallecido por Covid-19 en Jerez

"Amaba su profesión"

  • La mujer y compañeros del doctor Óscar Jaime Velázquez destacan el compromiso del médico hacia su profesión y su "gran corazón"

  • "Me dijo 'me voy a la guerra' y se fue", declara su familiar al recordar cuando se medicalizó la residencia de mayores de La Marquesa

El doctor Óscar Jaime Velázquez y su mujer Galdys Toro. El doctor Óscar Jaime Velázquez y su mujer Galdys Toro.

El doctor Óscar Jaime Velázquez y su mujer Galdys Toro.

"Era un hombre que amaba su profesión. Vino a España a trabajar con todas sus ganas, quería un futuro aquí". Gladys Toro recuerda así a su marido, el doctor Óscar Jaime Velázquez, médico víctima del Covid-19. "Hace unos años fui a mi tierra (Colombia), lo conocí y nos enamoramos. Le pregunté si se vendría conmigo a España, yo tengo la nacionalidad española, y al poco me dijo que sí. Vino con toda la ilusión. Llegó a Madrid y comenzó a buscar trabajo por internet. Un día me dijo que le habían ofrecido algo en el Circuito. ¿Nos vamos a Jerez? Me preguntó. Y nos vinimos", relata Gladys. Era el verano de 2018. 

"Fue de los primeros en ofrecerse a ir a la residencia de La Marquesa en esta crisis sanitaria -el centro se medicalizó por el número de pacientes positivos de coronavirus-. Me dijo 'me voy a la guerra' y se fue. Cada día que venía de trabajar lo primero que hacía era ducharse por el miedo al contagio. Amaba su profesión, la quería muchísimo. Hace poco que había empezado un máster de Urgencias", subraya Gladys. La mujer del médico recuerda que hace unos meses, el hermano de Óscar Jaime Velázquez también murió por Covid-19 en su país, "esta enfermedad nos ha roto, no entiende de fronteras".

El doctor Óscar Jaime Velázquez ejerció durante 17 años en Colombia, "pero renunció a su trabajo allí por venirse conmigo", cuenta la mujer. El pasado 11 de octubre cumplió 54 años ingresado en la UCI por Covid-19 y este jueves en Jerez son muchos los compañeros que lloran su muerte. 

"Compartimos muchos momentos de charlas. Era un hombre muy tranquilo, trabajador, decidido y buen compañero. Se entregaba mucho en la relación médico-paciente. Tenía un gran corazón, era buen tipo", recuerda uno de sus compañeros, que prefiere mantener el anonimato. "Un día me llamó y me dijo que estaba delicado de la alergia, que tenía mocos y tos, y que el jefe lo mandó para casa. Se hizo la PCR, pero su intención era trabajar al día siguiente", relata el compañero. 

El resultado fue positivo. Era la segunda semana de septiembre. "Me contó que se encontraba bien y le animé a descansar, después de todos los meses entregado al 100% contra la enfermedad. Cada día nos escribíamos", cuenta. Su estado de salud empeoró y acudió al hospital de Jerez: "Hablamos el sábado, el domingo, el lunes, el martes y el miércoles ya no me contestó. Estaba en la UCI. Su deterioro ha sido muy rápido". 

El médico con un equipo de protección durante una de sus jornadas durante la pandemia por el Covid-19. El médico con un equipo de protección durante una de sus jornadas durante la pandemia por el Covid-19.

El médico con un equipo de protección durante una de sus jornadas durante la pandemia por el Covid-19.

"La gente no tiene en cuenta el riesgo con el que nos encontramos los sanitarios, a veces no te dicen los verdaderos síntomas. Una mentira así puede arriesgar la vida de todo un equipo", lamenta el médico compañero de Óscar Jaime Velázquez. 

El responsable de las Urgencias de Atención Primaria Jerez-Costa Noroeste, Fran Giraldo, pone en valor la dedicación a su profesión del médico fallecido. “Estuvo en la residencia de La Marquesa y cuando se controló la situación y no necesitaban un médico fijo, me llamó para unirse al equipo. Es muy conocido en el Área porque ha trabajado en Chipiona y también en la Sierra”, describe Giraldo, quien pone énfasis en "la gran implicación que están teniendo todos los profesionales de la unidad y el excelente trabajo que están desempeñando en estos tiempos tan complicados".

"En el tiempo que ha estado en el equipo se ha hecho querer. Siempre estaba predispuesto a todo, nunca decía que no. Lo mismo se montaba en una ambulancia que hacía una guardia en un punto fijo donde fuera. Ha sido un compañero que ha dado tanto por sacar el trabajo adelante... Y además, muy preparado. Nadie quería asumir este desenlace. Sabíamos que no iba bien la evolución, pero no te creías que se estaba yendo. Le echó mucho valor desde el principio, quería curarse", lamenta el responsable de las Urgencias. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios