Jerez

Los trabajadores de las bodegas se movilizarán a partir de septiembre

  • CCOO y UGT hablan de "abuso" de la patronal por el incumplimiento del convenio

Los sindicatos Agroalimentarios de CCOO y UGT anunciaron ayer la convocatoria de movilizaciones en el sector bodeguero a partir de septiembre por el incumplimiento del convenio por parte de la patronal Fedejerez y de las bodegas, a las que acusan de apropiarse indebidamente del dinero de los trabajadores al no aplicarles el incremento salarial del 2% pactado en la negociación colectiva para el presente ejercicio.

En un comunicado conjunto, CCOO y UGT señalan que las movilizaciones en defensa del salario de los trabajadores se desarrollarán con independencia de las acciones judiciales, tanto la demanda interpuesta ante el Juzgado de lo Social como la querella que, en aplicación del artículo 31.1 del Código Penal, las federaciones de ambos sindicatos estudian presentar contra la patronal y las empresas del sector "por engaño o abuso de situación de necesidad de los trabajadores".

Los responsables de los sindicatos agroalmentarios se reunirán a finales de agosto para consensuar el calendario de movilizaciones, que se someterá a la aprobación de los delegados sindicales en la primera semana de septiembre, una vez finalice el periodo vacacional de los trabajadores de las bodegas, programado para los meses de julio y agosto.

Según exponen los sindicatos en la nota informativa, la judicialización de los conflictos generados por incumplimiento de los convenios colectivos es práctica habitual de la patronal para "ahorrarse los costes mientras dura el proceso judicial", actitud que califican de "irresponsable y egoísta" y que, a juicio de CCOO y UGT, tiene fiel reflejo en la crisis del Marco de Jerez.

No en vano, ambos sindicatos entienden que en el seno de Fedejerez priman los intereses individuales de las bodegas -el ejemplo más claro está en la investigación que mantiene abierta la Comisión Nacional de la Competencia por supuestos acuerdos contrarios al libre mercado- en lugar del interés general, pues "sobreviven quitándose clientes las unas a las otras, con la única argucia de la bajada de precios que perjudica al prestigio y la calidad de los vinos de Jerez, compitiendo con empresas de aquí y, en consecuencia, perdiendo cuota de mercado año tras año en lugar de intentar crear nuevos mercados que aseguren el futuro del sector, invirtiendo en innovación y desarrollo".

Para CCOO y UGT, "esta patronal debería pensar en el futuro de forma colectiva y buscando el diálogo en lugar de andar incumpliendo compromisos, tendría que saber lo que firma, porque luego vendrá a pedir diálogo y consenso a los sindicatos para salvor los puestos de trabajo del sector".

"A lo mejor quieren hacernos creer que pretenden afrontar la crisis financiera con lo que se van a ahorrar apropiándose del incremento salarial de los trabajadores", señalan en su comunicado conjunto, en el que rebaten la "excusa" de la inexistencia de un IPC oficial previsto, esgrimida por la patronal, ya que "se han dictado varias sentencias que reconocen el 2% como previsión oficial, porcentaje que se está aplicando ya en las pensiones, en el sector público y en otros muchos convenios".

En la situación actual, los sindicatos agroalimentarios han decidido reaccionar, ya que "se se incumple lo que ambas partes hemos pactado libremente, cómo vamos a confiar en lo que se pueda pactar bajo presión de las circuntancias adversas que se presuponen en el futuro", en alusión en este caso a la crisis coyuntural y estructural que sufre el Marco y a la que, al menos los sindicatos, no terminan de ver salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios