Contenido Ofrecido por Alberto Villagrán Inmobiliaria

La tutoría personal apoyada en la tecnología se ha vuelto muy poderosa

  • Una entrevista de Marco A. Velo con Ismael Rosado Camacho, coach e informático

Ismael Rosado Camacho, coach e informático Ismael Rosado Camacho, coach e informático

Ismael Rosado Camacho, coach e informático

Alberto Villagrán Inmobiliaria Alberto Villagrán Inmobiliaria

Alberto Villagrán Inmobiliaria

  • ¿Cómo ha sobrellevado o está sobrellevando en lo personal las semanas de confinamiento, el posterior proceso de desescalada y las actuales restricciones de la denominada nueva sociedad pospandémica? ¿Ha podido entresacar alguna enseñanza? ¿Cómo ha sobrellevado o está sobrellevando en lo personal las semanas de confinamiento, el posterior proceso de desescalada y las actuales restricciones de la denominada nueva sociedad pospandémica? ¿Ha podido entresacar alguna enseñanza? 

- Bastante bien en el plano profesional. En lo personal con resignación, como todos. No poder estar con los tuyos es lo peor. Aunque puedes considerarte dichoso ya que el virus no lo has visto aparecer en tu entorno.La enseñanza principal es que somos más frágiles de lo que pensamos.

- ¿En qué cree que cambiará nuestra sociedad tras esta pandemia tan peligrosa y tan desconcertante a la vez? ¿Habremos adquirido al fin conciencia de nuestra vulnerabilidad?

- Creo que el peligro más acuciante que trae la pandemia es el autoritarismo por parte de los poderes, añadido a la sumisión de las personas. Sin espíritu crítico ni conocimiento, lo que nos rodea se volverá cada vez más peligroso en nuestra mente y aceptaremos recortar nuestra libertad a cambio de seguridad ante esos miedos.

-Es usted coach e informático, dos materias de primer orden y muy en boga que además en la actualidad cobran aún más fuerza, ¿no es así? 

- Si, la tutoría personal ha existido siempre. Pero hoy en día apoyada por la tecnología se ha vuelto muy poderosa. Mis alumnos no tuvieron problemas en adaptarse a la pandemia porque la mitad de las clases ya las hacíamos online, así que fue un pequeño cambio. Y aunque parezca paradójico conseguimos mejores resultados en todos los aspectos. La preparación de los estudios para la universidad o en la mejora de las notas subió en todas las materias. Es un mundo que iba a llegar tarde o temprano y la situación nos obliga a ello. Con sus ventajas e inconvenientes. Centrándonos en las ventajas saldremos ganando. Hemos de ser conscientes de que en el móvil tenemos más saber del que pudo disponer cualquier filósofo de la antigüedad, una máquina más potente que los ordenadores de las naves Apolo que llevaron al hombre a la Luna. Hay que obtener provecho de ello.

- Lleva usted muchos años fuera de Jerez, siendo como es jerezano de pura cepa: ¿qué echa de menos de su tierra natal?

De Jerez se echa en falta todo. Tu familia, tus amigos. Puede parecer un tópico pero es así. Muchas veces “sueñas Jerez”. Te ves paseando por tal o cual calle o plazuela. Haciendo un recorrido con los ojos de la mente. Siempre deseando que se haga realidad la vuelta.

- A su parecer, ¿qué falta y qué sobra en esta ciudad de Jerez?

- Faltar…¡nos falta ciencia! Necesitamos volver la cara a la técnica. Dejar todo a la improvisación, a esperar que aparezca el “duende”… es peligroso. Es más, el duende aparece mucho antes si está apoyado en la ciencia. Un guitarrista desarrolla su arte si desarrolla “su técnica” y a su vez la guitarra es de buen material y con las proporciones exactas. Un imaginero en su trabajo, igual. Y así podíamos seguir. Pero creo que la gran olvidada en Jerez, y en España en general, es la ciencia. Sería muy largo de desarrollar, pero con solo mirardónde hemos puesto nuestras esperanzas contra el virus tenemos la pista a seguir. Añadiría que las ciencias son la gran esperanza para el desarrollo laboral de nuestros hijos. Desde un médico hasta un programador, desde un ingeniero a un químico. Cuanto antes nos demos cuenta, mejor nos adaptaremos a los cambios tan vertiginosos que se están produciendo en la sociedad.

- ¿Qué desea añadir?

- En estas fechas, y con la situación que vivimos, sólo queda recordar a los que ya no están y honrar su memoria siendo y dando lo mejor que llevemos dentro.