Jerez

La universidad del esfuerzo, la asistencia y la superación

  • La Escuela Superior de Ingeniería acoge la apertura del curso universitario en Andalucía con la asistencia de Susana Díaz y los rectores de los centros públicos de la comunidad

Los rectores de las universidades andaluzas aplauden el discurso de González Mazo, que intervino por última vez como rector en una apertura del curso universitario. Los rectores de las universidades andaluzas aplauden el discurso de González Mazo, que intervino por última vez como rector en una apertura del curso universitario.

Los rectores de las universidades andaluzas aplauden el discurso de González Mazo, que intervino por última vez como rector en una apertura del curso universitario. / julio gonzález

La Universidad pública andaluza comenzó ayer un nuevo curso y lo hizo en Cádiz. La Escuela Superior de Ingeniería en el campus de Puerto Real acogió el acto de apertura del curso, una ceremonia solemne y académica con la presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y de los rectores de las universidades de la comunidad. Fue, además, la última apertura de curso como rector de Eduardo González Mazo, el responsable de la universidad gaditana (UCA) que acabará mandato en los próximos meses. En los discursos institucionales se defendió el acceso plural y libre, en igualdad de oportunidades, a la universidad andaluza, a la que se situó como uno de los pilares básicos de una sociedad mejor. "Andalucía será lo que sean sus universidades", resumió el rector.

Susana Díaz, que se comprometió a abordar un nuevo modelo de financiación para la universidad, aterrizó en la realidad universitaria gaditana para recordar el apoyo de su gobierno al nuevo colegio mayor -cuyas obras ya han acabado-, confirmó el respaldo para el proyecto del Olivillo -edificio en plena rehabilitación- y anunció, aunque sin precisar cómo, que la Junta estará también detrás de la llegada de la Facultad de Ciencias de la Educación al edificio Valcárcel, uno de los proyectos fundamentales para el futuro de la capital gaditana: " Va en la línea de esa vocación que tiene la Universidad de Cádiz, y que también tiene el Gobierno de Andalucía, de ligar la docencia a la recuperación de nuestro patrimonio", dijo la presidenta.

Con la universidad y algunos de sus títulos copando parte de las actualidad mediática española, fue el rector González Mazo quien, al hilo de la entrega de los premios extraordinarios de grados y másteres de la UCA, destacó el nivel de excelencia alcanzado por estos estudiantes, y no precisamente por casualidad: "Alumnas y alumnos que asisten a sus clases teóricas y prácticas, que han superado con excelencia todas las materias y que se han esforzado para ofrecer todo el potencial de su talento y capacidades. Como afirmaba uno de los científicos españoles más universales, Santiago Ramón y Cajal, 'la calidad nunca es un accidente, siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia'".

También la presidenta andaluza reflexionó acerca del papel de la universidad en un momento en el que la institución "no se escapa del deterioro de la mala imagen que en determinadas ocasiones están sufriendo las instituciones públicas". Y añadió: "Por eso quiero reivindicar a la universidad ya no solo como esa cuna del conocimiento sino como ese elemento dinamizador, transformador, generoso que hace siempre a la sociedad andaluza una sociedad mejor".

En su intervención, González Mazo alternó las felicitaciones y a la Junta con otros aspectos de la política universitaria para los que demandó más compromiso o, directamente, una solución urgente. Así, alabó la igualdad de oportunidades de acceso al mundo universitario y la contundente bonificación de los créditos para los aprobados en primera convocatoria -"Gracias, presidenta, por la puesta en marcha de estas políticas para que ningún estudiante con rendimiento académico abandone su formación universitaria por motivos económicos", dijo-. Igualmente, reconoció el esfuerzo de la administración autonómica por reducir la deuda con la institución universitaria, que en unos años ha pasado de 900 millones de euros a los actuales 200 millones.

En el debe, el rector de la UCA situó la posibilidad de que las universidades puedan utilizar los remanentes de sus presupuestos, la demanda de nuevos grados y, sobre todo, el rechazo "de manera sorprendente" por parte de la Agencia Andaluza de Evaluación y Acreditación de trece nuevos másteres que se pretendían impartir en Andalucía. Las universidades andaluzas han recurrido la decisión, y González Mazo reclamó "celeridad" en la resolución final.

Susana Díaz recogió el guante con humor -"Hay que ver la cantidad de deberes importantes que me ha puesto", comentó-, agradeció los parabienes y apostó por una universidad pública "abierta y comprometida" que funcione como "ascensor social" y que contribuya a lograr "una sociedad más crítica". Y una universidad que busque "la excelencia a través de la investigación", pero una investigación que después permita "la transferencia de conocimiento a nuestro tejido productivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios