V Concurso Infantil de Venencia en Jerez

El futuro de la venencia ya está aquí

  • Los Claustros de Santo Domingo acogen una nueva edición del V concurso infantil de esta disciplina

Los participantes y los miembros del jurado, en los Claustros tras finalizar el concurso Los participantes y los miembros del jurado, en los Claustros tras finalizar el concurso

Los participantes y los miembros del jurado, en los Claustros tras finalizar el concurso / Miguel Ángel González (Jerez)

rimera vez que lo hago...”, decía ilusionada una de las participantes del V Concurso Infantil de Venencia al hacerse con el segundo premio de su categoría. Había obtenido recompensa tras venenciar con agua en el escenario de los Claustros de Santo Domingo, que acogía esta actividad encuadrada en las Fiestas de la Vendimia. Lejos del premio, pues todos los inscritos recibieron uno, lo importante era la experiencia vivida junto a los amigos y la familia en un evento que acercaba la cultura vinícola a los más pequeños. “Arriba”, animaba el venenciador Jesús Delgado a los participantes antes de recordarles al finalizar: “Ahora el corte”. “Bien hecho”, les volvía a apuntar nada más terminar después de haberles enseñado un poco más acerca de la cultura del vino de la tierra. Alrededor de una treintena de participantes disfrutaron y aprendieron venenciando, eso sí, con agua, por evidente temática legal.

La cantera jerezana dejó ayer buena muestra de lo que sabe hacer con una venencia en las manos. Los Claustros de Santo Domingo acogieron esta V edición del Concurso de Venencia Infantil, que fue todo un éxito de organización y participación. Un total de 36 niños se inscribieron en un concurso que constó de tres categorías diferenciadas por edad. La primera, de tres a seis años; la segunda, de siete a 10 años; y la tercera, de 11 a 13 años.

A las 11 de la mañana comenzaron a darse cita los participantes en el patio de los Claustros para empezar las pruebas antes de subirse al escenario. Las cubas dispuestas en el césped permitían que el venenciador Jesús Delgado diera algunas lecciones a los más pequeños antes de que la competición se iniciara de forma oficial. “Coge la venencia así, como un lápiz” o “dale un poco la vuelta para que caiga por aquí el agua”, eran algunas de las instrucciones que también tuvo que dar mientras los participantes mostraban su destreza a los miembros del jurado. Los más pequeños fueron subiendo en grupos de tres a participar. La timidez provocó algún amago de abandono, aunque el acompañamiento paterno les animó a continuar. Una vez fueron llamados todos los participantes, el jurado se puso a deliberar para discutir quiénes serían los ganadores de cada categoría.

Se valoró la destreza, la cantidad de agua acumulada dentro del recipiente una vez venenciada y la altura conseguida. También, “el arte” a la hora de ejecutar, apuntaban desde el jurado. Francisco Salas, técnico de Williams&Humbert, Macarena Gómez, gerente de la tienda ‘Ya voy mamá’, José Luis Fernández, director del Servicio de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Jerez, y César Saldaña, presidente del Consejo Regulador del jerez, fueron los encargados de decidir quienes serían los campeones. Los participantes se lo pusieron bastante difícil a los miembros del jurado, e incluso hubo quien ensayó durante la deliberación por si acaso había desempate.

Al final, Marina González fue la vencedora en la primera categoría, que englobaba a los menores de 3 a 6 años. Santiago Barral recogió el segundo premio, mientras que el podio lo completó Erik Guillermo Ojeda. Eduardo Ojeda fue el vencedor en la segunda categoría, seguido de Luis Sánchez y Ciro Montiel en la categoría para niños de 7 a 10 años. Por último, en la tercera categoría, que encuadraba a menores de 11 a 13 años, Lucía Ranchun Delgado se alzó con el primer premio, Mencia Aumesquet se hizo con la plata y el bronce fue para Laura Ojosnegros. Todos los participantes recibieron una medalla y un zumo de uvas como recompensa al esfuerzo. Quedó claro en los Claustros que el arte de la venencia tiene el futuro asegurado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios