Virus del Nilo en Jerez

"No tenemos detectados animales del propio Zoo que sean portadores"

  • El segundo veterinario del parque explica que el Zoo “mantiene unas medidas de control y vigilancia epidemiológica y ha sido capaz de detectar este virus, igual que está pendiente a todas las enfermedades de declaración obligatoria”

Acceso al Zoo cerrado desde primera hora de este viernes.

Acceso al Zoo cerrado desde primera hora de este viernes. / Miguel Ángel González (Jerez)

El Zoobotánico de Jerez permanece cerrado al público desde este mismo viernes después de que se haya confirmado que dos aves de las instalaciones, un quebrantahuesos y un buitre negro, fallecidos recientemente, han dado positivo en virus del Nilo Occidental

Tras el revuelo causado en la ciudad, una vez conocido los positivos de las aves, el delegado responsable del Zoobotánico, Rubén Pérez, ha recalcado que el gobierno local ha decidido cerrar el parque y hacer público los positivos “quizás por un exceso de celo, ya que entendemos que debemos conducirnos en estos casos con total transparencia”.

Al tiempo que ha subrayado que no se reabrirá hasta que la Junta de Andalucía, que es quien tiene las competencias en materia de salud pública, "no se pronuncie y nos indique el nivel del riesgo y el protocolo a seguir". Por ello, ha trasmitido un mensaje de "tranquilidad" a los visitantes ya que "se trata de una medida muy garantista y por parte del Ayuntamiento de Jerez seguiremos informando de cualquier novedad con total transparencia".

La explicación del experto

También se ha pronunciado respecto a lo ocurrido, el segundo del veterinario del Zoo, Miguel Ángel Quevedo. El experto ha asegurado la detección de dos casos de virus del Nilo, en un quebrantahuesos y un buitre negro, se ha realizado dentro del programa de vigilancia epidemiológica que el servicio veterinario del Zoo lleva a cabo junto a la Junta de Andalucía. “Ha sido un hallazgo digamos casual de un animal que presentaba sintomatología y luego ha fallecido. En las muestras hemos detectado la presencia del virus del Nilo”, ha detallado.

Sin embargo, Quevedo ha dejado claro que “esto no significa que la enfermedad la tengamos aquí en el Zoológico, significa que el virus del Nilo, que es trasmitido por mosquitos, se encuentra distribuido por todo lo que es la provincia de Cádiz, Sevilla y Huelva”. “El zoo lleva un programa de vigilancia y detección de muchas enfermedades, entre ellas del virus del Nilo, y llevamos varios años colaborando con la Junta de Andalucía, con la delegación provincial y con la Oficina Comarcal Agraria, vigilando, detectando y chequeando muchos animales del parque anualmente”.

El veterinario del Zoo ha asegurado que, hasta el momento, todos los chequeos del virus del Nilo que se habían realizado en el parque habían sido negativos. “Lo que significa que no tenemos detectados animales que sean portadores del virus del Nilo en el propio Zoo y que, en este caso, la aparición del virus en el quebrantahuesos y en el buitre negro ha sido una detección casual igual que ocurre con caballos de la comarca tanto de Cádiz, como de Huelva y de Sevilla, donde está afectando a personas”, ha explicado, insistiendo en que los casos de Jerez “son accidentales, en este caso de especies que no son las realmente portadoras del virus sino que son fondos de saco del virus”.

Miguel Ángel Quevedo ha señalado también que el Zoobotánico de Jerez lleva a cabo un programa tanto de detección como de control y, por ello, “se hacen fumigaciones para el control de los mosquitos regularmente”. En estos momentos, y al ser la comarca de Cádiz una de las afectadas por el virus, se están incrementando las fumigaciones y realizándose semanalmente. Además, se ha procedido a eliminar las aguas estancadas, mientras que el personal del parque ha estado usando repelentes para estos insectos.

“En definitiva, estamos ante una enfermedad que se denomina emergente que la tenemos ya aquí y que suele estar trasmitida por los mosquitos. Sin embargo, los animales que realmente mantienen ese virus son aves migratorias, fundamentalmente aves acuáticas y paseriformes como gorriones, córvidos y animales que se mueven entre África y Europa a lo largo de las rutas migradoras”, ha añadido.

Por todo ello, el veterinario del parque de Jerez ha insistido en que el Zoobotánico “mantiene unas medidas de control y vigilancia epidemiológica y ha sido capaz de detectar este virus igual que está pendiente siempre a todas las enfermedades de declaración obligatoria”.

El primer caso

Hay que recordar la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible detectó el pasado 10 de agosto dos casos de Fiebre del Nilo Occidental (West Nile) en un caballo en Jerez y en otro equino en la localidad onubense de Gibraleón, siendo éstos los dos primeros casos declarados en lo que va de año.En aquel momento, Agricultura, que anunció un seguimiento de ambos casos, señaló que eran los primeros declarados este año en Andalucía, donde en 2019 se dieron cinco positivos en diferentes puntos de la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios