Motociclismo

David Sánchez, el piloto de Jerez que sueña con el Mundial de MotoGP

David Sánchez, piloto jerezano con un gran futuro por delante. David Sánchez, piloto jerezano con un gran futuro por delante.

David Sánchez, piloto jerezano con un gran futuro por delante. / Manuel Aranda

Escrito por

D. Sánchez

El piloto jerezano David Sánchez afronta este fin de semana la segunda prueba puntuable del Campeonato de España de Superbike (ESBK), donde participa en la categoría de Moto4. En la prueba inaugural celebrada en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto, Sánchez obtuvo la quinta plaza en la primera de las carreras y la sexta en la segunda manga. El campeonato se compone de siete citas, la última también en el trazado jerezano.

David Sánchez es un joven piloto de 13 años -cumplirá los 14 el próximo 30 de noviembre- que esta temporada compite con el equipo T-SAR con el que ya acabó el curso pasado y pese a contar con un presupuesto muy limitado aspira a estar con los más rápidos de un campeonato en el que toman parte escuadras como la de Jorge Martínez 'Aspar'.

De momento, en Jerez obtuvo una quinta y una sexta posición en las dos mangas, lo que le vale para estar en la sexta posición con 21 puntos en una categoría de Moto4 que lidera Enzo Zaragoza con 50 puntos gracias a sus dos victorias.

Entrena en Alcalá del Río

El 99 de Moto4 se entrena los lunes, martes y jueves en el circuito de Alcalá del Río junto al mundialista de Los Palacios José Antonio Rueda, el piloto de Moto2 del JuniorGP Dani Muñoz -antiguo alumno de la Escuela del Circuito que lideraba José Luis Cardoso-, Roberto García, Pepe Osuna, mundialista del SSP300; y Antonio Torres, piloto del Superstocl 600 del ESBK. Todos pertenecen a la Escuela MKV.

David Sánchez, en la calle Larga. David Sánchez, en la calle Larga.

David Sánchez, en la calle Larga. / Manuel Aranda

La rutina del joven piloto jerezano se compone de estos tres días de entrenos sobre la pista, dos de preparación física -miércoles y viernes- y, como hobby y siempre que su principal actividad se lo permite, fútbol en el equipo infantil del Xerez CD que entrena Ramón García, lateral derecho del primer equipo azulino. Y, por encima de todo, e innegociable, según explica su padre, son los estudios. Si no hay buenas notas -estudia en el colegio de Montealto- tampoco motos. "Lo llevo bien", señala.

"Siempre me ha gustado la competición y ganar, desde muy pequeño. Me subo a la moto y me siento libre", apunta el piloto, que pese a su juventud demuestra tener la cabeza en su sitio y los pies en el suelo. A los dos años, sus padres le regalaron una pequeña bicicleta sin pedales en la que comenzó a demostrar su habilidad. "Un día, en Málaga, estábamos en una plaza y David estaba con la bici y se nos acercó una persona para comentarnos que no había visto nada igual. Me dijo que era representante", relata David Sánchez padre, que a la vista de que prácticamente todo sale del bolsillo de sus progenitores, bromea: "Me arrepiento de no haberle pedido el teléfono".

Inicios

A los 3 años, su madre, Encarnación Ruiz, propuso llevarlo a un circuito para que probase en moto. A los pocos meses ya estaba ganando carreras en la etapa de iniciación y a los 6 pasaba al Campeonato de España en la categoría de Minimotos, donde estuvo hasta que cumplió los 10. 

El piloto jerezano ha tenido que lidiar durante los últimos años con cuatro fracturas de húmero y tres operaciones. Un caso como el de Marc Márquez, con el que llegó a comparar fracturas en el Gran Premio de España de MotoGP de 2023 gracias a que la anterior alcaldesa, Mamen Sánchez, le dio un pase para uno de los días del GP. Este año, sin embargo, ha vivido las carreras desde la pelousse.

Primer plano del joven piloto jerezano. Primer plano del joven piloto jerezano.

Primer plano del joven piloto jerezano. / Manuel Aranda

Para este fin de semana, en Cheste, David Sánchez espera estar con el grupo delantero y pelear por la victoria. Es un circuito que ya conoce del año pasado y que "se me da bien, el problema del año pasado era la moto, que no iba. Soy un piloto más de paso por curva que de frenar. Me encanta Jorge Martín". El objetivo lo tiene claro: "Ir a ganar, siempre salgo a ganar". Y más a largo plazo, "para el año que viene intentar estar en la Talent Cup y luego el Junior GP y dar el salto a Moto3".

Antonio Torres, padre del piloto, ejerce en el equipo de mecánico, mientras que su propio padre es el telemétrico. "¿Que cómo comencé? Comprando una pequeña unidad, tirando de manuales y de vídeos de internet. Nos vamos apañando", confiesa. Además, José Luis Cardoso "nos está echando un cable y está muy pendiente de David" y por supuesto su madre, "que es la que más kilómetros ha hecho con él llevándolo a los entrenamientos porque yo estuve tres años destinado en Madrid", explica el padre del piloto.

Sin apenas apoyos

El motociclismo es un deporte caro y difícil de llevar aún con dos sueldos en una casa. Todo son gastos: la licencia que hay que obtener para cada fin de semana, la inscripción, los entrenamientos no oficiales cuestan 300 euros, los tres juegos de neumáticos son 1.100 euros, el alquiler del box, el mono, botas, guantes, comer, pernoctar... Y sin patrocinadores todo se hace más difícil. Lo poco que se ha conseguido, que HJC le haya facilitado dos cascos y la colaboración de José Antonio Caravaca, que se los ha pintado. Pese a llamar a las puertas de varias instituciones, éstas, de momento, no se han abierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios