GP de Jerez Jerez pone a prueba a Márquez

  • El pentacampeón de MotoGP quiere superar el error de Austin que le hizo perder el liderato

  • A rivales clásicos como Dovizioso y Rossi, se une ahora Rins, decididos a destronar a Marc

Marc Márquez, sonriente ayer en la rueda de prensa oficial del Gran Premio junto a Valentino Rossi y Jaume Masiá. Marc Márquez, sonriente ayer en la rueda de prensa oficial del Gran Premio junto a Valentino Rossi y Jaume Masiá.

Marc Márquez, sonriente ayer en la rueda de prensa oficial del Gran Premio junto a Valentino Rossi y Jaume Masiá. / Manuel Aranda

El error es parte esencial del progreso humano. Mejoramos y avanzamos a partir de equivocaciones. Hay quienes parten de un fallo para hacer algo peor, como le ocurrió al eminente científico Edward Teller, que tras criticar la bomba atómica inventó la de hidrógeno e incluso se justificó con una afirmación rocambolesca: "Aquellos que no cometen errores están haciendo el mayor de todos: no intentar nada nuevo”". En el lado opuesto encontramos al piloto número uno del mundo, Marc Márquez, que se ha propuesto aprender del reciente error cometido en Austin, para ser mejor si cabe y resurgir sin demora este fin de semana en Jerez.

Malacostumbrados a que todo le salga bien, incluso lo imposible, Márquez nos hizo recordar que es de carne y hueso, al fallar en el tercer Gran Premio de la temporada disputado el 14 de abril en Estados Unidos. El formidable motociclista catalán se fue al suelo cuando tenía asegurado el segundo triunfo de 2019, que hubiera sido su séptimo consecutivo en Texas, al querer poner más tierra de por medio con sus distantes perseguidores. Pero la lección ya está aprendida y así lo dejó claro sin dilación tras el suceso: "Somos humanos y estas cosas pasan, hay que saber admitir el error. Siempre digo que no vivo ni del pasado ni del futuro. En Argentina se hablaba de que ganaría todas las carreras y sería campeón a mitad del año y por esta caída se dice que he hecho el mayor error y ‘bla bla bla’. El deporte es así y se tiene que aprender, pero por eso tengo el grupo que tengo, la gente alrededor que tengo, para aprender de los errores y saber analizar. Haciendo mala sangre no se consigue nada. Ahora llega Jerez y debemos hacer bien nuestro trabajo, para olvidar así el error de Austin con un gran resultado en el Gran Premio de España. Un futbolista falla un penalti cuando menos te lo esperas y aquí en MotoGP te puedes caer, porque vamos al límite. Es ahí donde toca gestionarlo de la mejor manera".

Sin duda, el propósito de enmienda es básico para todo el que aspire a rectificar, como es propio de sabios. Desde el año 2008, en que comenzó su andadura en el Mundial de Motociclismo, Márquez no ha hecho otra cosa que cumplir a rajatabla una de las la frases más celebres que acuño Nelson Mandela: "La mayor gloria no es nunca caer, sino levantarse siempre". Sus cifras así lo demuestran, pues el piloto español de 26 años de edad acumula un total de 173 caídas en los 11 años que lleva disputando grandes premios, sin que ello le haya impedido anotarse siete títulos de campeón, que incluyen 70 triunfos, 118 podios, 82 'poles', además de 46 vueltas rápidas en carrera y, de las cinco coronas que acumula ya en MotoGP, las tres últimas han sido además consecutivas, mostrándose imbatible desde 2016. Es decir, pese a los errores en forma de caídas, Marc se levanta y sigue ganando, el error es su escuela de aprendizaje. De hecho, en los dos últimos años ha sido el piloto con más accidentes de su categoría (27 en 2017 y 23 en 2018) y pese a todo no ha perdonado el título.

La superioridad de Marc Márquez no admite discusión, está a otro nivel y, si comete errores, es porque aún sigue buscando más allá de los límites. Hasta cometer ese reciente fallo de Austin, el genial piloto de Honda ostentaba el liderato del Mundial merced a un segundo puesto en la carrera inaugural de Qatar y una victoria en Argentina, por lo que este percance en el Gran Premio de las Américas hay que circunscribirlo a las probabilidades inherentes a un deporte con riesgos imprevisibles como es el motociclismo. De hecho, sirva un dato más para corroborarlo: el piloto de Cervera no puntuó en cuatro de las 19 carreras del pasado año y aún así conquistó el título de MotoGP tres pruebas antes de que finalizase la temporada. En suma, aún le queda margen de error.

Lo que no cabe duda es que, para bien del espectáculo, sus competidores van a poner todo de su parte en el intento de que Marc se vea presionado y vuelva a cometer errores, por lo que Jerez puede ser una prueba de fuego para el heptacampeón. Comenzando por sus eternos rivales Andrea Dovizioso (Ducati) y Valentino Rossi (Yamaha), que le aventajan en 9 y 6 puntos, respectivamente, a los que se une ahora el joven Alex Rins (Suzuki), que aprovechó el error del campeón en Austin para lograr su primer triunfo en MotoGP y, por descontado, ya es candidato al título, aventajando a Marc en cuatro puntos en la clasificación provisional. Lo que aún no sabemos con certeza es si Márquez cuenta o no este año con un plus en su Honda, o va a tener que sacar conejos de la chistera para lograr el octavo título de campeón. No hay que olvidar que la marca de motos que representa tuvo en la pasada carrera de Texas el peor resultado global de los últimos 37 años, pues además de Marc, Lorenzo (que merece un largo capítulo aparte) tuvo que abandonar, Crutchlow sufrió caída y sólo Nakagami consiguió acabar en el puesto décimo. En general, son muchos los llamados a rectificar.

Por todo ello, este Gran Premio de España de MotoGP 2019, que hace el número 33 en la historia de Jerez, se presta a fuertes emociones que comienzan desde el viernes 3 de mayo con los primeros entrenamientos y la inauguración de un monumento en la curva número 6, que pasará a llevar el nombre del meritorio y ya legendario Dani Pedrosa que, curiosamente, se fue al suelo el pasado año en ese mismo viraje de este trazado andaluz que 12 meses después le rinde el mayor de sus homenajes. La victoria en aquella carrera fue para un Marc Márquez al que le vendría muy bien recordar estos días un verso del gran poeta Goethe: "El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada"...

(*) Jesús Benítez, periodista y escritor, fue editor jefe del Diario Marca y, durante más de una década, siguió todos los grandes premios del Mundial de Motociclismo. A comienzos de los 90, ejerció varios años como jefe de prensa del Circuito de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios