El giro a la derecha en Portugal genera más dudas que certezas

La coalición Alianza Democrática intentará formar Gobierno sin la ultraderecha

Viraje a la derecha de Portugal

El líder de Alianza Democrática, Luís Montenegro, durante su discurso de victoria la noche electoral en Lisboa.
El líder de Alianza Democrática, Luís Montenegro, durante su discurso de victoria la noche electoral en Lisboa. / Tiago Petinga · Efe
Agencias

11 de marzo 2024 - 21:24

Agencias lisboa

La coalición conservadora Alianza Democrática ganó los comicios del domingo en Portugal con un resultado muy ajustado e intentará formar Gobierno en minoría sin la ultraderecha, que creció exponencialmente, un panorama que genera múltiples preguntas que quedaron reflejadas ayer en la prensa lusa.

El medio Público, que optó por titular “Un país a la derecha”, recordó que el partido ultraderechista Chega cuadruplicó el número de diputados (pasó de 12 escaños en 2022 a 48 la noche del domingo y que la coalición conservadora Alianza Democrática (con 79 diputados) “gobierna en mayoría relativa”.

Por otra parte, el Diário de Notícias optó por hacer un juego de palabras en portugués, “AD mais IL não Chega!”, que se traduce en español como “Alianza Democrática más Iniciativa Liberal no basta”, en referencia a las tres fuerzas de derecha que han entrado en el Parlamento.

“País partido” tituló el económico Jornal de Negócios, que destacó la subida “de forma vertiginosa” de Chega, que “tiene en las manos la viabilización de un Gobierno”, mientras que la Alianza Democrática “no consigue soluciones y el Partido Socialista sufre una hecatombe”.

Correio da Manhã, el más leído en Portugal, eligió “Huracán Chega gira el país a la derecha” como mensaje de apertura.

“Victoria. Alianza Democrática gana la noche electoral, va a formar Gobierno. Falta contar los votos de la emigración, que eligen cuatro diputados”, añadió en su portada, donde aseguró que Chega “arrasó”.

Alianza Democrática (AD) ganó las elecciones del domingo en Portugal con un resultado muy ajustado frente al Partido Socialista (PS) y su líder, Luís Montenegro, buscará formar Gobierno.

Montenegro afirmó la noche electoral que “tiene expectativas fundadas” de que el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, le pida para formar Gobierno en el país y rechazó un acuerdo con la ultraderecha.

“Creo que los portugueses también han dicho que es necesario que los partidos políticos, especialmente aquellos con representación parlamentaria, deben privilegiar más el diálogo y la consulta entre líderes y partidos”, dijo después de que el candidato socialista, Pedro Nuno Santos, le concediera la victoria ante lo ajustado de los resultados.

Preguntado por una periodista sobre si pactaría con Chega, fue tajante. “Cumpliré con mi palabra”, dijo Montenegro, quien durante la campaña electoral reitero en varias ocasiones que no tiene intención de pactar con esa formación, liderada por André Ventura, para lograr la mayoría absoluta.

Sobre la futura gobernabilidad, el dirigente de centroderecha apeló al sentido de la responsabilidad de “todos los que se van a asentar en la Asamblea de la República (Parlamento)”.

“Todos están obligados a proporcionar al país las condiciones para la gobernabilidad –indicó–. No me eximo del (papel) principal, pero exijo a los demás que cumplan la palabra del pueblo portugués”.

Portugal viró a la derecha en estos comicios tras más de ocho años en el poder del socialista António Costa, pero buena parte de los votos fueron a parar a Chega, que cuadriplicó sus escaños frente a los que obtuvo en 2022.

Con el 99,01% de los sufragios escrutados, el PS obtuvo el 28,66% de los votos (77 escaños) frente a AD, que logró el 28,63% de los sufragios, que se suman al 0,86% conseguido por los partidos que integran esa alianza en Madeira, llegando a 79 asientos.

Lo último