Mundo

Un escándalo amenaza el futuro del republicano 'estrella' en EEUU

  • Según el caso 'Bridgegate', el gobernador Christie bloqueó un puente para dificultar el tráfico en un pueblo cuyo alcalde no le apoyó

La comisión de la Asamblea de Nueva Jersey que investiga el escándalo político conocido ya en EEUU como Bridgegate va a publicar 907 páginas nuevas de documentos que ha recopilado durante sus pesquisas y que podrían volver a comprometer a la oficina del gobernador del Estado, Chris Christie.

La comisión tenía previsto divulgar ayer estos documentos a través de internet, según informó un portavoz a la CNN.

El miércoles, la revelación de otros documentos, correos electrónicos y mensajes de texto, dio paso a lo que ya se conoce como el Bridgegate, al probar que el personal del gobernador, uno de los potenciales aspirantes republicanos más sólidos a la Casa Blanca, estuvo implicado en un espinoso asunto de venganza política.

Miembros de la oficina de Christie participaron en el corte repentino, en septiembre, de varios carriles del puente de Fort Lee, que une su Estado con Nueva York, para provocar problemas de tráfico y vengarse así del alcalde de esa ciudad, el demócrata Mark Sokolich, por no haber apoyado al gobernador en su campaña de reelección de 2013.

Christie se desplazó el jueves hasta Fort Lee para reunirse con Sokolich en su despacho y trasladarle en persona las disculpas que ya había hecho previamente en público en una rueda de prensa.

"Le tomo la palabra", se limitó a comentar Sokolich tras un encuentro que Christie calificó como "muy bueno y productivo".

Ambos dirigentes mantuvieron un tono distendido, según comentó Sokolich, e incluso bromearon sobre si el alcalde estaba o no ahora bajo el radar de Christie. El gobernador esgrimió previamente que el alcalde demócrata nunca había estado "bajo su radar", es decir, que él nunca había perseguido su apoyo.

Del mismo modo, Sokolich sostuvo que nunca nadie le había pedido respaldar al gobernador republicano, con lo que ambos dicen no comprender el que, en teoría, fue el motivo de la venganza política contra el alcalde.

Este caso, que ya es un escándalo de primer nivel en EEUU, podría alcanzar dimensiones aún mayores si los documentos que revele la comisión contienen nueva información comprometida para la oficina del gobernador o para el propio Christie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios