Mundo

El presidente iraquí encarga al chií Haider Al Abadi la formación de Gobierno

  • El primer ministro en funciones, Al Maliki, había acusado a Fuad Masum de haber agotado intencionadamente el plazo para pedirle la formación de un Ejecutivo.

El presidente iraquí, Fuad Masum, encargó al chií Haidar al Abadi, dirigente de la coalición Estado de Derecho, la formación de un nuevo Gobierno en el país. Las televisiones iraquíes mostraron escenas del acto en el que Masum encomendó a Al Abadi reemplazar al hasta ahora jefe del Ejecutivo, el también chií Nuri al Maliki, en presencia del presidente del Parlamento, Salim al Yaburi. También estuvo presente el líder de la Alianza Nacional, la mayor coalición chií, Ibrahim al Yaafari, que propuso a Al Abadi como candidato al puesto.

En Iraq, está pendiente la formación de un nuevo Gobierno desde las elecciones del pasado abril y Al Maliki permanece en el cargo de forma interina. "La seguridad de Iraq está en sus manos. Los asuntos deben volver a su cauce normal", dijo Masum a Al Abadi al encargarle la formación de un Ejecutivo que debe calmar un país tremendamente polarizado y que sufre la ofensiva de los insurgentes suníes encabezados por el Estado Islámico (EI) en el norte del país.

Nacido en Bagdad en 1952 y doctorado en Ingeniería Electrónica por la universidad de Manchester (Reino Unido), Al Abadi es un destacado dirigente del partido islamista chií Al Dawa, dirigido por el propio Al Maliki. Al Abadi vivió en Londres como opositor del régimen de Sadam Husein hasta la caída de éste en 2003, tras lo cual regresó a su país. De 2003 a 2004, fue nombrado ministro de Telecomunicaciones dentro de la autoridad provisional de la ocupación estadounidense y, un año después, fue designado consejero del primer ministro en el primer Gobierno elegido en las urnas. En el Parlamento, ha sido desde 2006 presidente de las comisiones de Economía y de Finanzas.

Un fallo judicial abre la puerta a Al Maliki para formar nuevo gobierno

Horas antes, el Tribunal Federal iraquí resolvió considerar a la coalición Estado de Derecho, liderada por el primer ministro en funciones, Nuri al Maliki, como el mayor bloque en el Parlamento del país, lo que allana el camino a éste hacia un tercer mandato.El fallo llega horas después de que, en un duro discurso anoche, Al Maliki anunciase su intención de querellarse contra el recién elegido presidente del país, el kurdo Fuad Masum, por violar supuestamente la Constitución. Al Maliki acusó a Masum de haber agotado a sabiendas el plazo constitucional que tiene para pedir al líder del mayor bloque parlamentario la formación de un Ejecutivo. 

El primer ministro interino insiste en que está llamado a formar gobierno, pese a la opinión en contra de varios miembros de la Alianza Nacional, bloque al que pertenece y que engloba a las principales formaciones chiíes. Entre los líderes chiíes de la coalición que rechazan la idea de que Al Maliki forme un nuevo gobierno figura el clérigo Muqtada al Sadr, que instó el pasado 6 de julio a Estado de Derecho a presentar un candidato alternativo. El bloque Al Muaten (Ciudadano), liderado por el clérigo chií Amar al Hakim y gran parte de los partidos suníes y kurdos también se oponen a un tercer mandato, así como Estados Unidos, que ha mostrado su "pleno apoyo" a Masum "en su papel de garante de la Constitución iraquí". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios