Navidad

La zambomba de los Reyes Magos trae el mejor mosto y ambiente flamenco

  • La cita benéfica celebra, en la Atalaya, por primera vez el concurso popular de vino joven

Todo estaba preparado, poco se quedó sin hilar antes de abrir las puertas de la Atalaya. La zambomba benéfica de los Reyes Magos llenó este especial enclave de la ciudad de ambiente navideño, buen mosto y flamenco. Una combinación perfecta que permitió disfrutar de una agradable jornada solidaria y en familia.

Este encuentro navideño, que ya es tradicional en la agenda de la ciudad en estas fechas, incluyó este año el I Concurso Popular de Mosto. El mismo Consejo Regulador fue el encargado de entregar los galardones, que se dividieron en dos categorías: de un lado, los mostos elaborados en los lagares, es decir, en las bodegas de producción, y de otro los mostos artesanales elaborados por los viticultores. "Se han premiados los mejores mostos del Marco, teniendo en cuenta que los de las bodegas cuentan con todos los avances técnicos y los segundos no", destacó el director general del Consejo regulador, César Saldaña.

Los ganadores, en la categoría de bodegas, fueron los siguientes: el primer premio fue para Barbadillo, el segundo para González Byass y el tercero para la Cooperativa Católico Agrícola de Chipiona. En lo que se refiere a los mostos artesanales, el primer puesto fue para Juan Francisco Pulido Cabral, de Trebujena, el segundo para José Bernal Alcón, de Sanlúcar, y el tercero para Francisco Antonio Lara, de Jerez. Igualmente, los asistentes a la zambomba pudieron catarlos todos y elegir por votación al que consideraron mejor, mérito que recayó sobre José Manuel Pinedo, de González Byass.

Fue el pasado viernes cuando, en el transcurso de una cata a ciegas celebrada en el Consejo, se decidieron los seis premiados. Esta primera edición ha contado con una considerable participación pues presentaron sus mostos un total de 24 bodegas de elaboración y 19 viticultores. Además, entre los votantes se sorteó un ejemplar de 'El gran libro de los vinos de Jerez'.

Y del mosto, al flamenco. David Fernández, Elena Aguilar y Juan Miguel de la Flor, que encarnarán a Melchor, Gaspar y Baltasar respectivamente, diseñaron un cartel de lujo para ambientar la cita. De esta forma, distintas agrupaciones se subieron al escenario de la Atalaya, como fueron el coro de la Abuela María, el coro de la Abuela Ana, Son del Sur y el cuadro flamenco de Ana María López. Precisamente, este último revolucionó el ambiente cuando Melchora Ortega y David Lagos se subieron a las tablas para hacer las delicias de los asistentes.

Cabe recordar que la recaudación de la zambomba (se cobró por entrada un donativo de 3 euros) irá destinada íntegramente a la campaña que los Reyes Magos realizan en la ciudad, en vistas al próximo día 5 de enero, para ayudar a las familias más necesitadas y que ningún niño se quede sin juguete. Para ello, la organización puso precios muy populares a los platos típicos jerezanos, como berza y ajo, acompañados de distintos guisos e incluso pestiños.

Una fecha especial, un ambiente único y para un fin más que necesario. La zambomba de los Reyes Magos consiguió su propósito: permitir que los jerezanos también pongan su granito de arena para que la noche del 5 de enero siempre sea la más especial para los pequeños de la casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios