Provincia de Cádiz

Andoni Beroiz cumple su condena de 'kale borroka' y sale de Botafuegos

  • Estaba en la prisión algecireña desde 2009 En el centro penitenciario quedan 14 presos de ETA o vinculados con la organización

Andoni Beroiz Zubizarreta, que estaba recluido en la prisión de Botafuegos condenado por actos de violencia callejera, la conocida como kale borroka, abandonó ayer la cárcel algecireña tras cumplir su condena. Tras el fin de la pena de Beroiz, en el centro penitenciario de la localidad quedan catorce internos de ETA o vinculados a la organización terrorista, según Etxerat.info, que reúne a amigos y familiares de estos presos.

El año pasado salieron de Botafuegos los presos de ETA Juan Manuel Píriz e Inmaculada Noble, que fueron excarcelados como consecuencia de la derogación de la doctrina Parot por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Eran los dos internos de la banda que había en la cárcel algecireña cuya situación era revisable a raíz de la nueva jurisprudencia dictada.

El resto de presos vinculados con ETA fueron sentenciados de acuerdo al Código Penal de 1996. Dicho de otra forma, que su puesta en libertad tiene que ver con el cumplimiento de las penas impuestas. Ha sido el caso de Beroiz y es la situación en la que se encuentran los internos de la banda que permanecen en Botafuegos.

Beroiz fue condenado a cinco años de prisión por la Audiencia Nacional junto con otros cuatro jóvenes por diversos actos de violencia callejera cometidos durante las fiestas patronales de Galdakao (Vizcaya) de 2000. Con posterioridad la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo desestimó los recursos presentados por los condenados y ratificó la sentencia.

Este preso fue trasladado a Algeciras en 2009 desde la cárcel de Nanclares de Oca. Ayer a su salida de la prisión era esperado por allegados y fue fotografiado junto con una bandera de Euskadi y otra que reclamaba el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco.

Entre los internos que quedan en Botafuegos quedan algunos que son considerados como históricos de ETA, como Ibai Aginaga, Mikel Arrieta Llopis y Miguel Ángel Benaito Villagarcía. El primero de ellos ingresó en prisión en julio de 2003, tras permanecer huido desde 2001. La Audiencia lo condenó en 2005 a 21 años por pertenencia a banda armada, falsificación de documentos oficiales y depósito de armas y explosivos.

El segundo, Mikel Arrieta, cumple 128 años de cárcel por el asesinato de dos policías y un civil en un atentado de ETA en Sestao (Vizcaya) en marzo de 1982. También recae sobre él otra sentencia de ocho años, por encubrir y ayudar a trasladar a uno de los autores del asesinato del jefe de la Policía Local de Baracaldo en 1982 en un bar, mientras jugaba a las cartas.

Miguel Ángel Benaito, integrante del comando Ipar Haizea, cumple condena por participar en el ataque efectuado contra el cuartel de la Policía Nacional de Aldapeta, en San Sebastián, el pasado 22 de septiembre de 1990. Asimismo siguen en el centro penitenciario etarras como los miembros del comando Galicia Carlos Cristóbal Martínez y Arantza Garbayo Ruiz, quienes, como parte de este grupo, fueron sentenciados por preparar un atentado no consumado contra Manuel Fraga, en su segundo mandato como presidente de la Xunta.

José Miguel Gaztelu, condenado por participar en los secuestros de Ortega Lara y Julio Iglesias Zamora, igualmente está recluido en Algeciras, como Gorka Loran Lafourcade, sentenciado a 2.775 años de cárcel por un intento de volar en la Nochebuena de 2003 el Intercity Madrid-Irún.

También se puede mencionar la presencia en Botafuegos de Gorka García Sertutxa, penado a 109 años de prisión por intentar matar al Rey y algunos nombres relacionados con el sector más político de la organización, como Unai Fano, al que las fuerzas de seguridad situaron dentro de Ekin y el cual fue elegido en su día por Batasuna como miembro de su comisión en una negociación con el Gobierno.

El número de presos de ETA en Algeciras es similar al que se registra en prisiones como las de Puerto I y III, Huelva II o la de Albolote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios