Provincia de Cádiz

Arde una nave de residuos tóxicos en un polígono de Arcos

  • Hasta 25 bomberos de varios parques participan en la extinción del incendio más de diez horas

Estado en el que ha quedado la nave, totalmente calcinada, en el polígono de Arcos. Estado en el que ha quedado la nave, totalmente calcinada, en el polígono de Arcos.

Estado en el que ha quedado la nave, totalmente calcinada, en el polígono de Arcos. / ramón aguilar

Bomberos del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz intervinieron ayer en un aparatoso un incendio en una nave industrial del Polígono Industrial El Peral de Arcos que almacenaba residuos tóxico, vehículos y maquinaria. Hasta 25 bomberos con diez vehículos de los parques de Arcos, Villamartín, Ubrique y horas después, El Puerto, acudieron para sofocar las llamas, que se daban por controladas diez horas después del inicio de la actuación.

Según información desde el Consorcio, cuando el equipo del parque de Arcos llegó sobre las tres de la madrugada del jueves al viernes a la nave, ubicada en el polígono donde se encuentra su base, estaba completamente en llamas y, siguiendo el protocolo, se solicita apoyo inmediato de distintos parques. El incendio de la nave, de unos 5.000 metros cuadrados almacenaba residuos tóxicos, vehículos y maquinaria, ya había empezado a propagarse a una colindante dedicada a alimentación por lo que los efectivos empiezan controlando la propagación para frenar el avance y a recabando información de los depósitos de gas natural ubicados en el otro costado que abastecen a la localidad.

Durante diez horas, los profesionales han estado arrojando grandes cantidades de agua para mantener el fuego en los márgenes de nave e ir rebajando el incendio, evitar la propagación a las naves cercanas y, lo que suponía un mayor riesgo, refrescar y mantener los niveles de temperatura en torno a las instalaciones de gas y evitar la llegada del fuego. A pesar de constar con hidrantes fue necesario contar con repostar con camión cisterna otros dos de otra empresa local así como coches pequeños de transporte para ir a recargar los equipos personales de respiración. En las primeras horas de la mañana de ayer se logró reducir el incendio y controlar el riesgo.

La Guardia Civil mantendrá acordonada la zona y se prevé mantener las labores de refresco periódicas durante varios días por la magnitud del siniestro. Al lugar acudieron también Policía Local, y autoridades municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios