Provincia de Cádiz

Detenida toda una familia que usaba a menores en robos en joyerías gaditanas

  • La Guardia Civil de Cádiz implica a 17 miembros de un clan en delitos en distintos municipios del país, entre ellos Puerto Real y Chiclana · Cuatro menores han sido puestos a disposición de la Fiscalía

En el vídeo facilitado por la Guardia Civil de Cádiz de la operación Diagonal -y que se puede visualizar en www.diariodejerez.es- se observa como un grupo de mujeres entra en una joyería de la provincia supuestamente a comprar. Sin embargo, en breves instantes, una de las menores del grupo, de unos 13 años de edad, logra con total tranquilidad, mientras las otras entretienen a la dependienta, introducirse en la parte privada del establecimiento. Allí, en apenas cinco minutos que dura el vídeo, consigue hacerse con un botín, que saca escondido dentro de la camiseta, a la vez que el resto de sus acompañantes la tapan.

Es uno de los robos en joyerías que el Instituto Armado de la Comandancia gaditana le atribuye a una familia, conocida como el clan de Los Cotoni. En total se ha arrestado a ocho miembros -cuatro han entrado en prisión-, se ha imputado a nueve y se ha puesto a disposición de la Fiscalía a cuatro menores. Y es que, en estos robos, en estas ocasiones sin violencia, utilizaban a los menores de edad de la familia, que además no se encontraban escolarizados y que viajaban continuamente con el resto de la familia para llevar a cabo los robos, según explicó la Guardia Civil en un comunicado.

Las detenciones se han producido en Puertollano, Ciudad Real, donde está asentado el clan, pero se hizo un registro en un domicilio de Jerez, donde reside una de las implicadas. Además, la Operación Diagonal, llevada por los agentes de la Comandancia gaditana, empezó a raíz de uno de los tres delitos que se cree cometieron en la provincia, dos en Puerto Real -uno en grado de tentativa- y uno en Chiclana. Fue tras el hurto en esta última ciudad cuando en septiembre del año pasado la Guardia Civil empezó a atar cabos.

En este establecimiento, en una zona céntrica de Chiclana, sustrajeron joyas por valor de más de 200.000 euros y más de 6.500 euros en metálico, comprobando la Guardia Civil que se trataba de un grupo perfectamente organizado y especializado. De la misma manera que en Chiclana, se produjeron robos en distintos puntos de la geografía española, como Camas, en Sevilla, o Valencia, y fue cuando, tras los datos obtenidos, la investigación se fue centrando en Los Cotoni, de Puertollano. Asegura la Guardia Civil que su integrantes tienen una gran número de detenciones y antecedentes policiales, principalmente por delitos de estafa, robos con violencia y hurtos en establecimientos comerciales.

El modus operandi y el papel de cada miembro de este clan familiar estaba más que definido, según las averiguaciones. Desde la Guardia Civil gaditana apuntan que los hombres realizaban labores de conductores y seguridad y las mujeres entraban en las zonas comerciales y se dirigían con las menores a las joyerías para cometer los distintos hurtos en los que se les implica. Una vez cometido el delito, fuera esperaban en los coches para la huida. Las figuras del patriarca y la matriarca, añadía también el Instituto Armado en su nota, tomaban las decisiones. Indicaban a qué ciudad había que viajar, en qué hotel hospedarse o tomar medidas de seguridad con el fin de evitar la responsabilidad en los hechos, incluido, por ejemplo, el cambio de color de pelo de las mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios