Provincia de Cádiz

Educación espera colocar al 90% de los niños en el colegio elegido

  • Comienza hoy la matriculación para un curso sin novedades normativas y con pocos cambios en las delimitaciones · El TSJA dicta una sentencia que limita el derecho de los padres a escoger centro

La delegación provincial de Educación está preparada desde hoy para uno de los meses más movidos del año, el que pone en marcha las matriculaciones que marcan las primeras admisiones de niños que inician su andadura escolar y los que pasan de Primaria a Secundaria. Según la delegación, se trata deun año con pocos movimientos. No hay novedades normativas y las delimitaciones domiciliarias que marcan los puntos de adscripción a un centro u otro apenas varían.

El objetivo de Educación es conseguir elevar al 90% los admitidos de tres años en primera petición. Es decir, que la mayor parte de los niños vayan al centro educativo que han escogido los padres y que cada año, en las ciudade grandes, generan fricciones sobredimensionadas no por el número, sino por el descontento de los padres que no consiguen la ubicación deseada.

Para este curso se esperan para niños de tres años algo más de 14.000 solicitudes, de las cuales más de 12.000 no encontrarán problemas. Se espera que las 2.000 restantes puedan ser solucionadas a satisfacción de los padres. Este margen de fricción se concentra en las grandes ciudades de la provincia que tienen oferta concertada y que, según la delegación, "es un conflicto que poco a poco vamos reduciendo".

El año pasado ya se dieron ejemplos de este ajuste. San Felipe Neri, en Cádiz, uno de los centros más demandados de la capital, cuenta con tres líneas en infantil y cuatro en primaria, lo que en el anterior curso fue suficiente para absorber la demanda. En Jerez, por poner otro ejemplo, Compañía de María, que era el que contaba con una mayor lista de espera en la provincia, llegó a empezar el curso con dos plazas libres, algo inaudito.

La delegación pide a los padres que se informen de los itinerarios a través de las páginas webs de las Consejería, que consulten en los centros, que durante todo el mes ofrecerán información sobre sus plazas, y que tengan en cuenta que el control del fraude es cada vez mayor. En el anterior curso fueron cerca de 70 niños en la provincia los que perdieron puntos y tuvieron que ser trasladados de su centro inicial debido a que sus padres habían falseado datos para obtener más puntos.

Los puntos se suman, principalmente, por contar con hermanos en el centro y por domicilio. El fraude se suele dar enmascarando el domicilio real. La delegada provincial, Blanca Alcántara, reconoce que "nosotros no tenemos demasiados medios para detectar los fraudes, pero son los otros padres, los que han visto que sus hijos se quedaban fuera, los que aportan la información. Si los datos se han falseado, la policía local lo comprobará y, tal y como ocurrió el curso anterior, la Fiscalía actuará. Hacer trampas no tiene sentido".

Además, Educación cuenta con un arma que hasta ahora no tenía. Se trata de una sentencia del TSJA con fecha de 9 de febrero. La Federación Educación y Gestión de Andalucía, la patronal de centros de educación religiosa, había elevado un recurso que pedía la anulación de una serie de artículos del decreto de la Junta sobre los criterios de admisión de alumnos de tres años. La Federación invocaba el derecho constitucional de los padres a la libre elección de enseñanza de los hijos. Así lo interpreta esta organización al leer el artículo 27 de la Constitución: "Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones".

El TSJA pone diques. Según su reciente sentencia, considera que la no admisión de un alumno en un determinado centro no impide que éste, en otro centro, reciba la formación religiosa y moral que demandan los padres. El derecho, viene a decir, es a recibir esa formación, no a hacerlo en un centro específico.

14.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios