Provincia de Cádiz

Los Jueves Flamenco Flamenco a mesa y mantel

La cantidad de razones para lanzarse a disfrutar de una gala de los veteranos Jueves Flamenco es proporcional al número de artistas participantes en cada una de sus noches. Es decir, Los Jueves son un seguro de calidad artística. Sin embargo, el festival organizado tradicionalmente por la peña Enrique el Mellizo se asoma hoy a la recomendación de Levantera por un motivo, quizás, más superficial aunque no por ello menos atrayente. Porque hoy queremos acercarle un espectáculo flamenco a mesa y mantel. ¡Y al aire libre!

Porque el propio formato de los Jueves Flamenco, la manera en la que está concebido, como experiencia total, es, sin riesgo a equivocarnos, uno de los secretos de su éxito. Si bien al Baluarte de la Candelaria acuden cada jueves estival un buen número de aficionados con la intención de escuchar flamenco por derecho, tampoco es desdeñable la cantidad de público -turistas y residentes- que ve en Los Jueves una magnífica oportunidad para acercarse al jondo de una forma más relajada, con cena por delante, barra a la que acudir a compartir un rato con los amigos cuando el artista no le convence y un entorno de belleza innegable (lo que dice un marco incomparable de toda la vida).

En Los Jueves uno va a escuchar pero también a ver y a ser visto. Los Jueves es un tipo de evento social en el mundo del flamenco donde el turista es aceptado con los brazos abiertos y donde encontrará a mil y un cicerones que los ilustrará ampliamente en los distintos tipos de fandangos, en la diferencia entre alegrías y cantiñas, en las peculiaridades de cada tercio del tal o cual cante y demás peculiaridades del sacro arte del jondo y la flamencura.

Además de figuras de este arte, flamencólogos de diferentes lugares del país, periodistas reputados como Carlos Herrera o, recientemente, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, se han dado cita en algunas de las noches de la fortificación junto a la Alameda para dejarse embrujar por el ambiente festivo que se respira en Los Jueves Flamenco.

Más de un guiri de mofletes coloraos -no tanto por el sol caletero como por los caldos que sirve el catering de El Faro a los comensales- ha quedado enganchado al ciclo estival tras una primera inmersión en la marea de cantes, oles y te quieros que baña el fuerte durante Los Jueves. Se han visto casos, no les miento, donde el entregado visitante ha salido del recinto hasta dando una pataíta por bulerías.

Hoy podríamos recomendar Los Jueves para que escuchen ustedes a una de las más prometedoras voces del jondo de nuestra provincia, Samuel Serrano, o para que disfruten del auténtico tirititrán viñero con el que es hoy el presente de nuestro arte, David Palomar. Podríamos animarles hoy a acudir al Baluarte para que vean brillar el metal de Melchora Ortega , la elegancia del baile de Titi Flores o la largura que sale de la garganta de Regina de Huelva. Hoy podríamos convencerles -como tambén el próximo jueves o el que viene, la gala final- de acudir a Los Jueves por su cartel. Pero hoy recomendamos Los Jueves, simple y llanamente, por vivir la experiencia de los sentidos. Una satisfacción al oído, al gusto, a la vista, al olfato -pidan adobo y verán-y al tacto... Si cogen el compás de palmas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios