Provincia de Cádiz

Penas que suman once años de cárcel para una banda de tráfico de hachís

  • La Audiencia Nacional, con el asenso de Fiscalía, rebaja las condenas por la aplicación de las atenuantes de reconocimiento de los hechos y de adicción de dos de los cuatro inculpados

La Audiencia Nacional ha condenado con penas que suman once años de prisión a los cuatro integrantes de una organización que tenía su centro de operaciones en Algeciras y que estaba dedicada a la importación, transporte y distribución de hachís. Cuatro años le han caído al cabecilla, tres a su mano derecha y dos a otros dos hombres que se ocupaban de traer y recepcionar el hachís, lo que hacían en la localidad y en ocasiones por los alrededores.

El Ministerio Fiscal, en su escrito de conclusiones provisionales, solicitó penas que sumaban 40 años de cárcel para los cuatro, pero rebajó la petición a los once determinados por los jueces por las atenuantes de que todos los acusados reconocieron su participación en los hechos y mostraron su arrepentimiento y, por otra parte, por adicción a estupefacientes de dos de los encartados, el jefe y su hombre de confianza.

La sentencia expone que el Cuerpo Nacional de Policía inició las investigaciones a raíz de determinadas informaciones de la DEA, iniciándose labores de vigilancias y seguimientos hasta llegar al grupo de las cuatro personas que se sentaron en el banquillo. Se considera como hecho probado que integraban una organización que gestionaban la venida del hachís desde Marruecos para distribuirlo por España, Francia e Italia. La rama de la banda en el país norteafricano, la que suministraba la droga, no logró ser capturada.

Las detenciones se produjeron en febrero de 2013, después de que, según relata el tribunal, se pudieran detectar ya acciones de tráfico de hachís anteriormente, durante la investigación, que no pudieron ser frustradas.

El grupo cayó tras un envío gestionado por el cabecilla para que fuera llevado a Barcelona, sin descartarse que pudiera acabar en Francia. Con residencia en Sevilla, desde allí se desplazó hasta Algeciras y quedó con su segundo y con otro de los inculpados en el aparcamiento del supermercado Día de la Avenida de España.

Tras estar circulando en un automóvil durante un cuarto de hora, volvieron al parking del supermercado y desde allí se desplazaron por separado hasta el aparcamiento de El Corte Inglés el jefe y su hombre de confianza. Se encontraron con el cuarto integrante del grupo. Éste aparcó su coche junto al automóvil del número dos del grupo y entre los tres empezaron a traspasar de un coche a otro bultos con hachís.

Así lo señala la sentencia de la Audiencia Nacional, que agregó que en ese momento la Guardia Civil, que seguía los acontecimientos, hizo acto de aparición y los tres fueron arrestados. El cuarto hombre sería detenido con posterioridad en otra parte de la ciudad.

Lo cierto es que finalmente el hachís en cuestión no era mucha cantidad, 29,2 kilos, que llegó a los 30 kilos tras un registro en el domicilio de Sevilla del cabecilla. El fallo judicial reseña que el valor de la droga intervenida fue de 174.936 euros.

Los jueces manifiestan: "Los cuatro acusados admitieron en el plenario haber perpetrado los hechos de lo que les acusa el Ministerio Fiscal, haciéndolo de manera clara y sin ningún tipo de cortapisas, mostrando también el arrepentimiento que les embargaba por haber actuado de esa forma, infringiendo de forma palmaria la ley, mostrando todos ellos una actitud que nos pareció realmente sincera".

Por ello los condenados rebajaron sus posibles penas por la atenuante de confesión tardía como muy cualificada. Además el tribunal también aplicó la atenuante de drogadicción a los número uno y dos de la organización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios