Provincia de Cádiz

Pisando demasiado el acelerador

  • Las sanciones por velocidad representan el 58% de las tramitadas por Tráfico hasta septiembre

  • Las interpuestas por conducir bebido o usar el móvil bajan desde 2014

No respetar los límites de velocidad es la principal causa por la que se sanciona a los conductores en la provincia, y con diferencia. De las denuncias tramitadas por la Jefatura Provincial de Tráfico durante este año (hasta septiembre), el 58,1% tienen como motivo la velocidad. Son 19.129 de las 32.821 sanciones en la red de carreteras gaditanas que ya se acumulan en este 2017.

Precisamente, las multas por pisar demasiado el acelerador son las que han hecho incrementar principalmente el número total de denuncias. Desde 2014 hasta 2016 se han triplicado. Los números de Tráfico reflejan 11.308 sanciones en 2014 (de las 32.271 totales) y 30.678 en 2016 (de las 47.839). En 2015, fueron 26.397 (de las 47.839).

Las infracciones que suben son: no usar casco, ir sin seguro y las cometidas por peatones

Por el contrario, otro tipo de infracciones descienden desde hace tres años hasta ahora, como las de conducir con deficiencias en el vehículo, bajo los efectos del alcohol, sin cinturón de seguridad o usando el móvil. Todas ellas son las que siguen a las relacionadas con la velocidad, aunque de muy lejos, hasta completar los cinco primeros puestos del ranking de sanciones en la provincia, elaborado a partir de los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico, que dirige Piedad Sánchez.

Por ejemplo, según esta tabla, las multas por conducir bajo los efectos del alcohol y otras drogas han bajado casi un 13% entre 2014 y 2016. El último año fueron 2.734 aunque, hasta septiembre de éste, ya hay 2.235 denuncias por este causa.

Por delante, en segundo lugar, están las tramitadas por circular con deficiencias en los vehículos, y que triplican a las de alcohol y drogas. Desde Tráfico se ha venido insistiendo en la importancia de que los vehículos circulen con las medidas de seguridad necesarias y la Inspección Técnica (ITV) en regla. Además, se han hecho campañas especiales en una provincia con un parque de vehículos anticuado, donde más de la mitad tiene 10 años o más de vida. Estas deficiencias fueron motivo de 6.527 sanciones en 2016, que son un 4,3% menos respecto a 2014. Este 2017 se cifran en 4.767. Las de alumbrado (que Tráfico cuenta en un propio apartado) han descendido un 36% desde 2014 y en estos meses se quedan en 352.

Y aunque parezca que subir a un coche y ponerse el cinturón de seguridad es ya un gesto innato, aún hay conductores y pasajeros que no lo hacen. Hasta septiembre hay 1.999 multas por no llevarlo puesto, pero también han descendido en tres años en un 18,7%.

Cerrando los cinco primeros puestos aparece el uso del teléfono móvil al volante. Entre enero y octubre, las sanciones alcanzan las 1.520. Y aunque puede parecer lo contrario, entre 2014 y 2016 descendieron hasta un 14%, como se puede observar en el gráfico que acompaña a esta información.

Las infracciones que sí suben en este ranking son tres: no usar el casco en las motos, carecer del seguro obligatorio y las infracciones cometidas por peatones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios