Provincia de Cádiz

El Puerto ha tenido menos presencia de moteros que en años anteriores

  • La afluencia bajó un 25% el viernes pero se mantuvo el sábado al 100% · El Ayuntamiento hace una valoración positiva y destaca que pese al descenso fue la ciudad que más visitantes recibió de toda la Bahía

La presencia de moteros en El Puerto se ha reducido en esta edición del Gran Premio de Motociclismo respecto al año pasado. Así lo confirmó ayer en el balance de motorada realizado por el concejal de Policía Local y Protección Civil, Carlos Montero, quien precisó que el viernes hubo entre un 20 y un 25% menos de visitantes que en 2009, aunque ya el sábado se alcanzó una afluencia similar a la de otros años, con la ciudad al 100% de ocupación y los aparcamientos de motos llenos, pernoctando motoristas en El Puerto también el domingo. La bajada del número de motoristas se ha producido también en otras poblaciones como Jerez, hasta el punto de que, según ha manifestado Montero, "de todas las ciudades de la Bahía, El Puerto fue la localidad que más visitantes recibió". La causa fundamental de la menor afluencia de público es atribuible a la crisis económica, "que los ha hecho llegar este año más tarde", destacó el concejal, quien además confirmó que "han venido de forma más escalonada y más ajustados de presupuesto, en plan austero".

Como dato positivo, hay que destacar la ausencia de accidentes de graves consecuencias en el término municipal, "con muchos menos incidencias que en años pasados", por lo que la valoración general que hace el Ayuntamiento "es muy positiva", ya que además "los desmanes han quedado prácticamente frenados". De esta forma, según la valoración de Montero "ha sido una motorada muy tranquila".

Anteanoche comenzaron los trabajos para desmontar los elementos móviles del dispositivo especial instalado para reducir la velocidad de los vehículos y canalizar el tráfico, desmontando los badenes, vallas y newjerseys, que pasarán a formar parte del dispositivo de la Feria de Primavera.

Pese a disminuir el número de incidencias, la Policía Local intervino en algunos episodios de vandalismo o ante la comisión de actos delictivos. También este periódico pudo conocer episodios más graves atendidos por la Consejería de Salud, como el apuñalamiento de un joven de 32 años que evoluciona de forma favorable o la atención en el Hospital Santa María de algunos heridos por caídas de motos, como una mujer de 43 años que viajaba de copiloto y cuya salud mejora tras pasar a planta.

También se registraron quejas vecinales por ruidos en la Plaza Peral, El Tejar, calles Jesús de los Milagros y Misericordia y algunas viviendas particulares alquiladas por moteros donde acudieron los agentes policiales. El concejal Carlos Montero adelantó que el año próximo se vallará la plaza Peral y se dejará bajo la custodia de guardias jurados para evitar que los motoristas retiren las vallas y aparquen sus motos.

La actuación de los efectivos incluidos en el dispositivo de seguridad evitó concentraciones de botellón en las plazas del Castillo, Polvorista y Peral, aunque resultó más difícil de controlar en la zona de la Pontona, "ya que la mayor parte de la Policía Local estaban volcados en control de tráfico y evitar el gamberrismo". De igual forma, la Policía Local intervino para retirar algunas mesas no permitidas instaladas en la calzada por algunos negocios de hostelería, que podían dificultar el paso de los servicios de emergencia. Por último, el concejal agradeció su colaboración al Cuerpo Nacional de Policía y censuró al subdelegado de Gobierno, Sebastián Saucedo, "porque este año tampoco ha habido Guardia Civil en los accesos a la ciudad", concluyendo que en próximas ediciones el dispositivo especial con motivo de la motorada será similar al de este año, ya que "para nosotros prima la seguridad y la tranquilidad de los vecinos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios