Los alcaldes que no se presentan a la reelección en la provincia de Cádiz Siete mudanzas a la vista... como mínimo

  • El próximo 15 de junio habrá relevo asegurado en los siete municipios de la provincia de Cádiz en los que no sigue el alcalde actual, aunque las urnas seguro que propiciarán más cambios

Jorge Romero no se presenta a la reelección como alcalde de Los Barrios tras anunciar en 2011 que sólo estaría ocho años en el cargo como máximo. Jorge Romero no se presenta a la reelección como alcalde de Los Barrios tras anunciar en 2011 que sólo estaría ocho años en el cargo como máximo.

Jorge Romero no se presenta a la reelección como alcalde de Los Barrios tras anunciar en 2011 que sólo estaría ocho años en el cargo como máximo. / Jorge del Águila

Varias empresas de mudanzas tienen ya preparados sus camiones para desalojar antes del 15 de junio siete despachos de alcaldías de la provincia de Cádiz, ya que sus actuales inquilinos han decidido voluntariamente dejar este cargo público. Pero estas empresas de mudanzas han optado por no cerrar aún sus cuadrantes para las próximas semanas, ya que a lo mejor se les multiplica el trabajo en la geografía gaditana, aunque eso no se sabe aún porque lo decidirán las urnas y, en algunos casos, los pactos postelectorales.

Lo que es seguro ya es que cuatro regidores socialistas, uno del PP, otra de IU y un ex andalucista se han retirado de la carrera electoral, dejando así el camino expedito para que ocupen su lugar o bien las personas que sus partidos han colocado en el primer puesto de esa misma candidatura que ellos mismos habían liderado en citas electorales precedentes o bien algún alcaldable de la oposición.

Habrá desalojos voluntarios en alcaldías de la Janda (un par de ellas) y en el Campo de Gibraltar (otra más) pero será en la comarca de la Sierra de Cádiz donde más tendrán que esforzarse esos camiones de mudanzas, porque hasta en cuatro municipios de esta comarca gaditana habrá seguro relevo de alcaldes. Además los objetos para guardar que hay en esos despachos pueden ser numerosos, ya que hay varios regidores que guardan mil y un recuerdos porque ahora pondrán punto y final a una trayectoria política que en unos casos se acerca a la década, en otros supera esa franja de tiempo y hay quien incluso llegará a los 20 años llevando las riendas de sus pueblos.

En esta última situación se encuentra el actual alcalde de Zahara de la Sierra, el socialista Juan Nieto, que el 15 de junio concluirá una larga etapa de 20 años desempeñando esta responsabilidad. Nieto llegó a la Alcaldía en junio del ya lejano 1991 y se mantuvo en el cargo 12 años seguidos, hasta mediados de 2003.Ya sin él al frente de la candidatura el PSOE perdió entonces la Alcaldía de Zahara, que pasó al andalucista Antonio Olid, aunque la recuperaría cuatro años después, no sin sobresaltos, en la persona de Josefa Calle.

La renuncia de ésta a seguir en política hizo que Juan Nieto se viera obligado en cierto modo a volver a la arena política para las elecciones municipales de 2011. En estos ochos años ha mantenido el gobierno con holgura, gracias a sendas mayorías absolutas.

Un par de mandatos corporativos menos ha estado al frente de la Alcaldía de Alcalá del Valle Dolores Caballero, que ahora ha renunciado por sorpresa a seguir siendo la número uno de Izquierda Unida (IU) en este pueblo serrano que acumula a lo largo de su historia sonados enfrentamientos entre izquierdistas y socialistas que suelen inclinarse hacia un lado o hacia el otro por muy pocos votos. Caballero, que llegó a este puesto de máxima responsabilidad municipal en 2007, ha permanecido 12 años consecutivos en el cargo y siempre con mayoría absoluta gracias a sus tres victorias consecutivas en las urnas.

Algo menos, en concreto 11 años y tres meses, ha sido alcalde de Algodonales el socialista José María Gómez. Su peculiaridad es que ha estado en este cargo en tres fases diferentes. La primera se inició en el lejanísimo 1983 y estuvo en la Alcaldía todo ese mandato, hasta 1987. Posteriormente logró recuperar el mando municipal en marzo de 1988 y lo mantuvo hasta las siguientes elecciones municipales, que se celebraron en 1991. Y finalmente el partido le empujó a volver a ser el cabeza de lista del PSOE en los comicios locales de 2015, obteniendo la Alcaldía por mayoría absoluta. El próximo 15 de junio dejará el cargo tras cederle la cabecera de la candidatura socialista a Ángel Acuña, ex alcalde y ex delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Cádiz.

Después hay un grupo de tres alcaldes que preparan su marcha tras ocho años en el cargo, pues todos son de la hornada política de 2011. Uno de ellos es Jorge Romero, regidor de Los Barrios y que tras la desaparición del Partido Andalucista (PA) optó por no embarcarse en la nueva aventura de Andalucía por Sí (AxSí). Bien al contrario, Romero y su equipo optaron por implantar el partido Los Barrios 100x100. Él no lidera esta candidatura en cumplimiento con su promesa electoral de 2011, cuando anunció que sólo estaría ocho años de máximo en la Alcaldía.

Tampoco se presenta a la reelección José Ramón Becerra, que es alcalde de Prado del Rey igualmente desde 2011. Tras gobernar cuatro años con mayoría absoluta, Becerra, ganadero de profesión, fue uno de los pocos alcaldes del PP que se salvó de la quema hace ahora cuatro años. Entonces logró salvar la Alcaldía por los pelos gracias a un acuerdo de gobierno in extremis con el PA que terminó saltando por los aires al final del mandato.

Y otro de los regidores gaditanos que llegaron al cargo hace ocho años y que abandonarán ahora la arena política es Alfonso Caravaca, aún alcalde de Paterna de Rivera, uno de los grandes santuarios socialistas de la geografía gaditana. Caravaca relevó en 2011 a otro alcalde igualmente carismático como era José María Barrera, logró luego dos mayorías absolutas incontestables y ahora se marcha después de que en estos ocho años jamás abandonara su profesión de enfermero, rechazando por tanto cobrar un sueldo del Ayuntamiento paternero.

Y junto a la alcalareña Dolores Caballero entre los siete alcaldes que no serán mañana de la partida hay una segunda mujer. Ella es Amalia Romero, que encara ya sus últimos días como máxima autoridad municipal de Benalup-Casas Viejas.

Amalia Romero asumió esta responsabilidad a finales de 2011, cuando la dirección del PSOE obligó a su antecesor en el cargo, Francisco González Cabaña, a renunciar a la Alcaldía si quería ser diputado nacional. Romero se mantuvo en el cargo hasta las elecciones de 2015 con mayoría absoluta, un comodín que perdió hace cuatro años. Es más, el PSOE salvó entonces in extremis la Alcaldía benalupense gracias a que no hubo acuerdo entre el PP e IU. Motivos de salud han terminado convenciendo a Amalia Romero de la necesidad de dar ahora un paso atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios