Provincia de Cádiz

La jueza ordena que el cadáver del apuñalado en Puerto Real no sea incinerado

La jueza que investiga el asesinato de D.M.C. ordenó ayer que el cadáver no sea incinerado sino enterrado, por si es necesario su exhumación para completar la investigación. El entierro del chiclanero, de 36 años, se produjo ayer y la Policía de la Comisaría de El Puerto continúa con las investigaciones. De momento ha quedado en libertad la persona que se detuvo para tomarle declaración, por lo que a día de hoy no hay nadie en los calabozos relacionado con un suceso tras el que podría ocultarse un ajuste de cuentas, según las hipótesis que baraja la Policía.

El cadáver de D.M.C. fue encontrado degollado y con múltiples puñaladas por todo el cuerpo en el camino de Torrealta, detrás del hospital de Puerto Real. La Policía cree que fue raptado de su domicilio y llevado a Sanlúcar, donde sus presuntos captores lo aprovecharon para que otra persona a la que querían agredir les abriera la puerta de su vivienda. Allí ambos fueron heridos con armas blancas, aunque en el caso de D.M.C. las heridas le costaron la vida.

La Policía cree que el crimen y el rapto de esta persona fue cometida por varios sujetos pertenecientes a una banda a los que continúa buscando. De momento está tomando declaraciones a varias personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios