Controles por el coronavirus

Una parte de la comarca de la Janda aumenta su autoprotección contra el Covid-19

  • Los municipios de Barbate, Vejer y Alcalá de los Gazules establecen controles en los accesos a sus núcleos urbanos

Agentes de la Policía Local controlando los accesos a Vejer a causa de la pandemia por COVID-19 Agentes de la Policía Local controlando  los accesos a Vejer a causa de la pandemia por COVID-19

Agentes de la Policía Local controlando los accesos a Vejer a causa de la pandemia por COVID-19 / Aragón Pina (Vejer)

El miedo a aumentar el número de contagios o simplemente, para evitar poner en riego a sus convecinos, ha llevado a los responsables municipales de los ayuntamientos de Barbate, Vejer y Alcalá de los Gazules, a reforzar los controles para acceder a sus núcleos urbanos.

Aunque un alcalde no tiene la potestad para cerrar o brindar una localidad, ya que eso depende de estamentos superiores, y más en un estado de alarma, este tipo de controles pretenden ser disuasorios para cualquier persona que intente llegar a la población sin una motivación justificada, ya que repartidores, transportistas y trabajadores que estén fuera de estas localidades o salgan a trabajar de ellas no tendrán ningún problema para entrar o salir de estos municipios.

En el caso de Barbate, las patrullas de la Policía Local y Protección Civil se han establecido el cierre al tráfico de vehículos de las carreteras autonómicas, A-2231 (Barbate-Zahara de los Atunes), la A-2233 (Los Caños de Meca-Zahora) y la A-314 (Barbate-Vejer) durante los próximos fines de semana.

El dispositivo de control de acceso solo permitirá el paso de vehículos de emergencias, evitando en mayor medida la llegada de ciudadanos que quieran acceder a segundas residencias y estancias temporales.

En Vejer, los cortes comenzaron este viernes y se prolongarán hasta las 21:30 horas de este domingo 29 de marzo. Así, permanecerán cortados al tráfico todos los accesos menos la entrada por carretera por la carretera autonómica A-2229, conocida como la subida de Los Remedios o de Los Olivos.

Agentes de la Policía Local han cerrado al tráfico la carretera provincial CA-5203, conocida como Las 22 curvas, permitiendo la circulación de vehículos de emergencia sanitaria y policial. También se ha cerrado la carretera de acceso desde la Barca de Vejer por El Corral del Consejo (La Cantera) y la de Buenavista (Los Militares).

La tercera localidad jandeña que se ha sumado a estos controles ha sido Alcalá de los Gazules.

Desde las 15.00 horas de este viernes, y hasta el domingo por la tarde se ha procedido al corte de la carretera de Alcalá-Ubrique (A-2304), a la altura del punto kilométrico 41, cercano a la altura de la piscina municipal y en dirección al municipio. Igualmente se ha interrumpido el tráfico en la carretera que comunica con la autovía A-381, con salida al polígono industrial de La Palmosa.

Así, el acceso estará restringido y controlado por la carretera Paterna-Alcalá (Subida Cuesta de La Salada) y la carretera Alcalá-Ubrique, A-2304, a la altura del punto kilométrico 44, a la altura de la salida a la autovía hacia Jerez.

Los alcaldes de Medina Sidonia, Fernando Macías y de Conil, Juan Bermúdez se han pronunciado en contra de estas medidas, al considerar que ya las aplican las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Precisamente, en Conil, el portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Antonio Aragón, ha registrado en el Ayuntamiento por vía telemática una petición para que se realicen esos controles en los accesos a la población conileña como han realizado municipios vecinos, y que también poseen un alto número de segundas residencias en su término municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios