Sucesos

Los detenidos por la muerte de un migrante en Los Caños, en libertad

Una de las detenciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en relación con la muerte de esta persona en Los Caños.

Una de las detenciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en relación con la muerte de esta persona en Los Caños.

Los cuatro detenidos por la muerte de un migrante, al que lanzaron al agua en una playa de Los Caños de Meca desde una lancha recreativa junto a otros seis compañeros de viaje, han quedado en libertad con cargos después de pasar a disposición judicial.

Estas cuatro personas son naturales de Barbate y residen en la misma localidad. Todos arrastran un largo historial delictivo, con numerosas detenciones relacionadas siempre con el mundo del narcotráfico.

En los últimos tiempos cada vez son más numerosos los narcos que están pasándose al negocio de la inmigración ilegal desde las costas del norte de África. La cuestión es que cada vez lo hacen con menos escrúpulos, como se ha podido comprobar hace pocos días en las playas de Camposoto y Sancti Petri, cuando lanzaron al mar a una veintena de personas, de las que cuatro de ellas no pudieron alcanzar la costa.

Según ha podido saber este medio, se da la circunstancia que el fallecido, de 31 años de edad, podría ser el mismo individuo que en enero de este 2023 protagonizó un incidente en Fuengirola (Málaga), cuando, tras reventar varios coches aparcados y dar gritos contra Pedro Sánchez, llegó a golpear con un palo a un agente de la Policía Nacional.

Entonces se determinó que esta persona, de origen magrebí, podía sufrir algún tipo de trastorno psíquico y se le devolvió a Marruecos. Ahora, al intentar volver nuevamente a suelo español, ha encontrado la muerte.

La Guardia Civil lleva tiempo alertando de la radicalización de estas mafias que operan en el Estrecho de Gibraltar, “cuyos miembros demuestran un desprecio total por la vida humana, como demuestran en situaciones como estas”.

Y es que en Los Caños de Meca también pudo haberse producido más muertes después de que los cuatro detenidos por agentes del Instituto Armado lanzaran al mar a siete personas. “Hay que tener en cuenta –comentan desde la Asociación ProDerechos Humanos de Andalucía– que estás personas vienen con varias capas de ropa para poder soportar las bajas temperaturas del viaje. Llevan muchas horas sentadas, incómodos, con los músculos entumecidos. De repente se les lanza al mar, a un mar que está a muy baja temperatura, y aunque parezca que la orilla está cerca, si no hacen pie, hay muchas posibilidades de que acaben perdiendo la vida porque muchos ni siquiera saben nadar”.

Los meses de noviembre y diciembre son muy complicados para los migrantes por las condiciones del mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios