Provincia de Cádiz

El equipo del cambio

  • Los nuevos delegados provinciales, ahora territoriales, obedecen a la máxima de seguir "los criterios políticos" que anunció Irene García · La hija de Sebastián Saucedo, a Educación, y el alcalde de Algodonales, a Salud

El PSOE cumplió ayer con todas sus promesas acerca de los cargos que desarrollarán la política de la Junta en la provincia. Se dijo que se reducirían los delegados provinciales, ahora llamados territoriales, y así se hizo, pasando de diez a seis. La flamante secretaria provincial, Irene García, dijo que se seguiría el criterio de su Secretaría, es decir, criterios políticos y, exceptuando un caso, así se hizo. De los cinco delegados territoriales socialistas -el sexto, por cuota, como ya se anunció, es Manuel Cárdenas, de IU-, cuatro se habían decantado por lo que, básicamente, podríamos llamar griñanismo y, unos meses antes, chaconismo. En definitiva, los cuatro son cercanos a Irene García y estuvieron con ella en el congreso provincial.

El Consejo deGobierno de la Junta daba ayer a conocer el nombre de los nuevos delegados que serán la mano del presidente Griñán en el territorio gaditano.

A los ya conocidos Fernando López Gil, nuevo delegado del Gobierno andaluz en Cádiz (en sustitución del veterano Daniel Vázquez); y Manuel Cárdenas, coordinador provincial de IU y desde ayer ex alcalde de Trebujena como nuevo delegado de Fomento y Vivienda y Turismo y Comercio, se unieron ayer los nombres de los cuatro delegados que faltaban.

Se trata de una mezcla de veteranía y juventud, como expresó ayer la secretaria provincial del PSOE, Irene García. De los nuevos en llegar destaca el nuevo 'jefe' de delegados, el responsable del Gobierno andaluz en la provincia, el edil isleño Fernando López Gil, que ayer mismo renunciaba a su acta de concejal en un pleno extraordinario en el que el dirigente socialista hizo un balance de sus nueve años como edil. "Nunca lo he ocultado, me voy frustrado por no haber sido alcalde", reconoció. López Gil aboga ahora, como máximo responsable de la Junta de Andalucía en la provincia, por un acercamiento con el ciudadano. "Voy a trabajar para que los cargos estén más cerca de la calle, en el día a día del ciudadano". Es uno de sus retos. También lo es, explicó, mejorar la coordinación entre las instituciones. "En el Ayuntamiento he aprendido que falta esa coordinación. Es fundamental que Gobierno, Junta, Diputación y ayuntamientos trabajen conjuntamente", aseguró.

Inmerso de lleno en definir la nueva estructura de gobierno en lo que queda de semana, el nuevo delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz piensa ya en su objetivo para este mes de agosto: elaborar una hoja de ruta con los problemas históricos de la provincia, aquellos temas fundamentales que se han quedado atascados, que están en los cajones de las consejerías, y que deben ponerse en marcha, como Las Aletas o los centros de salud, una labor ardua en plena recesión económica.

López Gil se despidió del Ayuntamiento isleño poniéndose a disposición de todos los concejales. Le espera por delante una tarea difícil, en un momento difícil, pero a su favor tiene, como bien apuntó el alcalde, José Loaiza, su experiencia municipal. Con todo, se va satisfecho. "Siempre pensé que cuando llegara este día tenía que hacerlo habiendo hecho todo lo posible por la ciudad. Hoy me voy tranquilo".

López Gil selló su destino cuando firmó un manifiesto a favor de Carme Chacón en el inicio de la batalla por la secretaría general del partido. Salió mal parado cuando Chacón fue derrotada, pero los inesperados resultados de Griñán en las autonómicas le volvieron a situar como un hombre fuerte. Desde hace mucho tiempo se sabía que su apuesta sería recompensada con el puesto que ayer se confirmó.

También asumirá por primera vez un cargo provincial el hasta ahora alcalde de Algodonales, Ángel Acuña, licenciado en Derecho, que asumirá las que hasta ahora eran las delegaciones separadas de Salud y Bienestar Social. Acuña manifestó ayer a este medio que estaba "sorprendido ante la gran responsabilidad que se me encomienda, pero los alcaldes estamos acostumbrados a sacar pecho". Preguntado por las protestas en la calle de los trabajadores de ambos sectores, reconoció, con una generalidad, que "la situación es difícil, eso no se le escapa a nadie, pero no es hora de arrugarse".

No se pronunció sobre quién será su sustituto en el ayuntamiento serrano, limitándose a mostrarse tranquilo porque "en Algodonales tenemos muy buen banquillo".

En el lado de la experiencia en el cargo se sitúa Angelines Ortiz, hasta ahora delegada provincial de Innovación, y que será la nueva responsable de una de las consejerías que, en una provincia como Cádiz, tendrá más enjundia: Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. De esta forma, Ortiz asumirá las competencias que hasta ahora ostentaba el ya ex delegado de Empleo, Juan Bouza.

También con experiencia, aunque no con responsabilidad política, llega a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente un veterano de estaConsejería, Federico Fernández Ruiz-Henestrosa. Ayer confesaba a este periódico que se encontraba "con la ilusión de un niño", pero consciente de que le espera un reto apasionante. Explicó que lleva ligado a este departamento, en distintos cargos, desde que en el otoño de 1986 empezó su labor en prácticas en el Parque Natural de Grazalema. Fernández no ocultó su agradecimiento especialmente al consejero, Luis Planas, "porque después de 25 años trabajando desde abajo, estar ahora al frente es una gran responsabilidad y un enorme orgullo. No podría hacer otro trabajo que no fuera este juego de equilibrios que es el medio ambiente, y si además se puede ayudar al ciudadano, ¿qué más se puede pedir?".

Fernández es el único que tiene un perfil eminentemente técnico, lo que ha sido una imposición directa del consejero Luis Planas. No obedece a ninguna cuota política ni a ninguna 'familia' socialista. El único criterio que se ha seguido con él ha sido su trayectoria profesional.

En el lado opuesto, el de la experiencia en cargos públicos y de ámbito provincial, se encuentra Manuel Cárdenas, actual coordinador provincial de IU. Bajo su mando quedan desde ayer las delegaciones territoriales de Fomento y Vivienda, por una parte (que aglutina a la desaparecida Delegación Provincial de Obras Públicas que dirigía Pablo Lorenzo), y la de Turismo y Comercio (que antes estaba en manos de Manuel González Piñero). Es decir, Cárdenas lleva en la provincia todas las áreas que su partido controla en Sevilla. No ocultó su satisfacción y valoró su nombramiento con un llamativo "por fin". Afirmó que "llega un poco tarde pero estoy contento e ilusionado. Es fruto del buen hacer de IU en esta provincia, por su credibilidad política, que ahora tendrá reflejo en la Junta. Comenzaremos una tarea sin pausa, agosto será un mes de trabajo ininterrumpido porque estamos en unas condiciones muy difíciles". Además, Cárdenas explicó que el de ayer fue un día "de sensaciones agridulces, porque he firmado mi renuncia como alcalde de Trebujena después de 18 años". Lo sustituirá el primer teniente de alcalde, Jorge Rodríguez.

Por último, la nueva delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte será Cristina Saucedo, hija de quien fuera durante muchos años delegado provincial de Medio Ambiente y más tarde subdelegado del Gobierno central en la provincia durante el mandato de Rodríguez Zapatero, Sebastián Saucedo. Saucedo hija no realizó ayer declaración alguna acerca de su nuevo cargo al carecer aún de móvil corporativo, según se informó desde el PSOE.

Saucedo viene de volar alto pese a su juventud. Nacida en 1978, ya ha ostentado una dirección general dentro de la Secretaría de Estado de Igualdad. Ella formó parte del grupo de gaditanas -cinco- que Bibiana Aído, ahora trabajando en Nueva York a las órdenes de la ex presidenta chilena Bachelet, se llevó a Madrid cuando fue nombrada con 31 años ministra de Igualdad y Género, un ministerio que desapareció en cuanto el Gobierno de Zapatero se inmoló en los primeros recortes de mayo de 2010 .

Cristina Saucedo está relacionada con el mundo de la enseñanza, aunque no conoce en profundidad su situación en la provincia. Licenciada en Pedagogía, es orientadora por oposición, aunque ha ejercido esporádicamente, dadas sus obligaciones públicas. Con destino en varias poblaciones, esperaba el nuevo curso para incorporarse a un instituto de San Fernando, al que habrá que enviar a un sustituto porque, desde ayer, la orientadora es la jefa del organigrama provincial al completo en un curso de salvajes recortes.

La nueva secretaria general del PSOE en Cádiz, Irene García, dijo que el nuevo equipo de la Junta en la provincia "es de muchísima solvencia política, preparado para trabajar en estos tiempos difíciles y son el modelo de responsables políticos que pide hoy la sociedad. Todos tienen una trayectoria profesional que los avala. A partir de ahora, tienen que estar en la calle, escuchando a la gente y solucionando sus problemas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios