Provincia de Cádiz

La industria gaditana pide esfuerzos a la clase política para salir adelante

  • Más de 12.000 personas según los sindicatos piden soluciones a la pérdida de empleo continuada desde 2007 · La necesidad de no dejar caer a los astilleros de la Bahía se convierte en una prioridad

En pleno debate social sobre los excesos o no de las protestas de astilleros, sobre los derechos o no de una plantilla que se manifiesta causando daños materiales a infraestructuras públicas, ayer la sociedad gaditana fue testigo de algo tan poco visto como real: la industria gaditana sigue unida por culpa (o gracias) a la crisis. Y sigue unida teniendo claro que, pese a despidos y cierres de empresas tan importantes como Delphi, Visteon o Gadir Solar, el referente siguen siendo los astilleros. Por eso, el mensaje ayer de todos los líderes sindicales de UGT y CCOO fue el de unidad, el de lucha por reactivar los astilleros y, especialmente, el de la necesidad de que todos los partidos políticos tengan igualmente claro ese objetivo.

Ayer, precisamente, detrás de la pancarta de cabecera de la manifestación convocada por los dos principales sindicatos, aparecían representantes del PSOE (Diego López Garrido, Luis Pizarro, Manuel Jiménez Barrios, Juan Cornejo, entre otros); de IU (Manuel Cárdenas, Ignacio García, entre otros); el PA (Ramón Sánchez Heredia o Maribel Peinado); incluso de UpyD (con Manuel Pérez Fabra). No hubo nadie del PP, pese a que los sindicatos invitaron a todos los representantes políticos.

La marcha partió de la plaza Asdrúbal pasadas las siete y media de la tarde y tras la primera pancarta (con el lema +Industria, +Empleo), seguían otras como las de las contratas de astilleros, la de los tres comités de Navantia, la de todo el sector aeroespacial (incluyendo Airbus, Alestis y otras empresas), la que pedía la reapertura del Hotel Monasterio, y muchas camisetas naranjas que aún recuerdan el conflicto de Visteon. Junto a ellos, muchos ex trabajadores de Delphi, que siguen recordando que las soluciones pasaron de largo y, lejos de cumplir con lo firmado, siguen esperando una recolocación.

Antes de partir, el máximo responsable provincial de CCOO, Manuel Ruiz, explicaba que "necesitamos que la industria vuelva a ocupar el lugar que le corresponde, el que ha tenido, porque aquí todavía existe cultura industrial, un buen saber hacer. No sólo es industria del metal, también es la industria agroalimentaria, la química y la construcción, sectores que han ido perdiendo peso en el PIB de la provincia y que contribuyen no sólo al aumento del paro, también influye en una situación muy difícil de superar, que es la falta de protección a personas desempleadas. Esta provincia está viviendo y sufriendo condiciones que no se merece y necesita de las administraciones públicas y de la iniciativa privada para revertir la situación. Nosotros lo pedimos en la calles pero les corresponde actuar a ellos".

En la misma línea, su homólogo de UGT, Salvador Mera, indicaba al inicio de la manifestación que "la industria ha perdido más de 40.000 empleos en los últimos años, empezando por la industria de la transformación agrícola como en Jerez hasta la pérdida de gran parte de la estructura productiva en las dos bahías y que es un pulmón para el empleo de Cádiz. La vocación industrial, la preparación de esta bahía y la provincia tiene que ser un valor para atraer empresas. Hemos visto el cierre de Delphi, de Visteon, empresas deslocalizadas que procedían de la primera crisis industrial. Las administraciones y todos los partidos tienen que hacer un gran esfuerzo para que Cádiz y su industria vuelvan a ser lo que fueron".

Para los responsables de Industria de ambos sindicatos, el esfuerzo además de las administraciones debe ser inmediato. Para Jesús Serrano, de CCOO, "había que sacar a la calle a todos los trabajadores con problemas para buscar soluciones ante una industria que ha perdido dos tercios de actividad desde el cierre de Delphi y que está enferma. Hay que empezar a curar esa industria que está enferma y sembrar nuevas industrias que son el motor económico". Su homólogo en UGT, Diego Peces, añadió: "Esto tiene que servir para reclamar carga de trabajo urgente a corto plazo para los astilleros".

Acabada la manifestación (casi hora y media después) en la plaza de España, los representantes sindicales daban lectura a un manifiesto en el que exigían medidas en la línea de lo ya expuesto pero que, más allá de todo eso, insistía en un argumento: "Queremos instar a la clase política gaditana a que tenga altura de miras, a que no se quede en la lucha partidista y en los reproches mutuos. Les pedimos que sean capaces de dejar sus rencillas a un lado, olviden el pasado y sean capaces de arrimar el hombro por una causa común: el futuro de la industria y el futuro de la Bahía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios