Provincia de Cádiz

La crisis obliga a un recorte en el alumbrado de Navidad de Cádiz

  • El Ayuntamiento de la capital ordena una reducción del número de luces extraordinarias, lo que conllevará también un ahorro energético · Además, habrá otras limitaciones para equilibrar el gasto

El ahorro del gasto público es primordial en estos tiempos de crisis y debe afectar a todas las parcelas. Una de ellas será las fiestas navideñas que arrancarán en menos de un mes y que este año contarán con menos iluminación extraordinaria que los anteriores. El Ayuntamiento ha ordenado recortar los gastos y la empresa Eléctrica de Cádiz, junto a la encargada de la instalación de este alumbrado festivo (Porgesa S.A.) están ultimando el estudio de cómo se realizará este recorte.

Aún no se ha concretado en qué porcentaje o en cuántos miles de euros se va a aplicar el tijeretazo en la iluminación relativa a la Navidad. Pero lo que sí está decidido es que las luces desaparecerán de calles que hasta ahora venían contado con alumbrado extraordinario o se recortarán en número en otras calles. La idea, a grandes rasgos, es que la crisis no se note en las principales arterias comerciales de la ciudad pero sí que se logre un importante ahorro en estas fechas. Es decir, que se ha descartado no instalar alumbrado extraordinario en las calles con motivo de la Navidad, pues de alguna forma se entiende que su instalación beneficia a la ciudad completa (principalmente al comercio y la hostelería, que suelen encontrar en esta época una mejoría de sus negocios); pero sí se va a limitar bastante con respecto a años anteriores.

Así, según explican desde Eléctrica, si en una calle hasta ahora se instalaban seis luces navideñas pues este año sólo se instalarán tres o cuatro, por ejemplo. De esa manera la vía seguirá contando con alumbrado extraordinario pero en menor proporción a lo habitual. En otros casos, calles que venían contando con luces navideñas hasta el pasado año no tendrán ahora, en el caso de que se trate de vías secundarias (a efectos comerciales o de concentración de personas).

Este recorte en el alumbrado extraordinario de Navidad tiene además una doble vertiente: de un lado, se trata de ahorrar tanto en la adquisición de estas lámparas como en las labores de instalación por parte de la empresa concesionaria; pero de otro lado también se va a conseguir ahorrar el consumo eléctrico de estas fechas, con lo que el beneficio es doble. Según el delegado municipal de Hacienda, José Blas Fernández, se trata de "un ahorro normal en estos tiempos de crisis que estamos seguro que la gente entenderá".

Dicho ahorro influirá también en la celebración habitual de las fiestas navideñas, aunque desde el Ayuntamiento no se ha concretado todavía cómo puede afectar o dónde se puede notar (fiestas de diversas entidades con las que suele colaborar el Consistorio, animación durante las semanas navideñas con actividades de diversos tipos o incluso la configuración y desarrollo de la propia cabalgata de Reyes). Y de la misma manera, no habría que extrañar que las medidas ahorradoras que se van a poner en marcha ahora -al menos la concerniente al alumbrado extraordinario de las calles y plazas- pudieran llevarse a cabo también de cara a los próximos carnavales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios