Provincia de Cádiz

Un profesor de la UCA coordina el primer diccionario de inteligencia

  • La obra recoge 1.500 voces en español, inglés, francés y portugués Fue presentada ayer por la vicepresidenta del Gobierno

"Sin un vocabulario común, no podremos comprender ni avanzar en ninguna disciplina". Esta afirmación la rubrica Antonio Díaz Fernández, profesor titular de Derecho Internacional, Público, Penal y Procesal de la Universidad de Cádiz y director del Diccionario LID Inteligencia y Seguridad que ayer tarde fue presentado en la sede central del Instituto Cervantes en Madrid. La vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría, y los directores de la Real Academia Española, del Instituto Cervantes y del Centro Nacional de Inteligencia, José Manuel Blecua, Víctor García de la Concha y Félix Sanz Roldán, respectivamente, presentaron el acto, al que también asistió el rector de la UCA, Eduardo González Mazo.

El Diccionario LID Inteligencia y Seguridad es una obra pionera en el contexto internacional. Cuenta con 1.500 voces definidas en español con sus correspondientes traducciones al inglés, francés y portugués, incluyendo unos prácticos diccionarios inversos del inglés, francés y portugués al español, además de gráficos y tablas de uso frecuente. Y como explicó ayer Díaz Fernández a este medio, es la primera obra que aglutina los conceptos empleados en el mundo de la inteligencia en áreas como la criptología, el análisis o la inteligencia económica. "No existía nada igual. En Estados Unidos se publicó un trabajo que aglutina muchísimas menos palabras y no es tan específico como el nuestro, que incluye tablas de sinónimos, referencias, etc.". Además, en este diccionario plurilingüe, las voces están formuladas en castellano, inglés, francés y portugués, con las variantes brasileña y estadounidense. Todas estas particularidades lo convierten en la primera obra de estas características.

"Este trabajo -agregó- fue sugerido por la propia Presidencia del Gobierno de España al no existir una herramienta de este tipo, y se consideraba necesaria la existencia de un instrumento así para un mayor entendimiento. Para propiciar que todos los servicios de inteligencia utilicen la misma terminología, ya que realmente no había equiparación de algunos conceptos técnicos en los diferentes idiomas".

Es una obra colectiva en la que han participado 23 expertos -además del profesor de la UCA como coordinador- de España, Argentina, Brasil, México y Chile, e igualmente es el resultado de más de un año de investigación en equipo que ha permitido consensuar significados para términos que eran empleados de manera diferente en varios países. Para ello, se han elaborado tablas de sinónimos con la finalidad de ordenar conceptos similares, así como se ha procedido a la actualización de vocablos nacidos durante la guerra fría y rastreado el origen de otros que integran este ámbito de conocimiento.

"En la elaboración del diccionario hemos invertido algo más de un año de intensísimo trabajo, porque había que cumplir con los plazos y, a la vez, definir los conceptos, redefinirlos, contrastarlos, consensuarlos... ha sido una labor ardua", expuso el profesor, quien también señaló que actualmente se está trabajando en la versión del diccionario para iPhone y tabletas.

Díaz Fernández asegura que su obra no sólo es un instrumento útil para los servicios de inteligencia, sino también para investigadores, profesores y estudiantes universitarios, traductores especializados, periodistas y todo aquel que quiera completar su formación y estar al día en el mundo de la inteligencia y de la seguridad con un enfoque internacional. Y es que el Diccionario LID Inteligencia y Seguridad recoge 1.500 términos pertenecientes al ámbito de las estructuras de la inteligencia, las fuentes de la información, el análisis, la diseminación, las operaciones encubiertas, inteligencia económica, inteligencia competitiva, inteligencia militar, diplomacia, espionaje, terrorismo, seguridad, ética, guerra fría, recursos humanos, aspectos legales, criptografía y criptología.

"Por el término 'gastos reservados' -ofreció como ejemplo el profesor de la Facultad de Derecho de la UCA- cada país entendía una cosa, ya que no existía una equivalencia técnica. Es por ello que no siempre, en reuniones internacionales, las distintas partes han hablado de lo mismo cuando se ha hecho referencia a lo que en España entendemos por 'gastos reservados'. Y lo mismo ha pasado con términos como 'comunidades de inteligencia', 'contrainteligencia', etc.". Otro término acuñado en su obra es 'trampa de miel': "Cuando se pretende someter a un espía de otro país a un engaño para conseguir información, se le pone un cebo, que puede ser de carácter sexual. Una amante, por ejemplo. Esto lo hacen todos los países, pero no había una fórmula para definirlo, y vimos que en algunos se definía como 'trampa de miel'".

El Diccionario LID Inteligencia y Seguridad consta de 300 páginas y ya se puede adquirir en librerías. Editado por LID y la Presidencia del Gobierno de España, cuenta con un prólogo de José Manuel Blecua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios