Ramón Sánchez Heredia. Secretario provincial del Partido Andalucista (PA)

"Me han sacado tarjeta amarilla pero seguiré dando guerra"

  • El dirigente andalucista recupera poco a poco la actividad tras 70 días ingresado por un tromboembolismo pulmonar

 El pasado 7 de julio, en pleno congreso nacional del PA en Sevilla, el secretario provincial de esta formación y ex concejal de Cádiz, Ramón Sánchez Heredia, se desplomaba ante sus compañeros de partido. Un cuadro infeccioso originado en una pierna le provocaba primero una septicemia generalizada y luego un tromboembolismo pulmonar que lo llevaba directamente a la UCI del hospital Virgen Macarena. Su vida pendía de un hilo e incluso al día siguiente llegó a correrse el rumor infundado de que había fallecido en la capital hispalense. Pero Sánchez Heredia logró salir del trance tras varias semanas en coma inducido y, posteriormente, tras una larga recuperación en el hospital Puerta del Mar de la capital gaditana, de donde recibió el alta médica a mediados de septiembre.

Ayer por la tarde, delante de un te rojo en una cafetería de la zona de Extramuros de Cádiz, el veterano dirigente andalucista resumía con gracejo el calvario que ha tenido que pasar: “Me han sacado una tarjeta amarilla, pero seguiré dando guerra”. Presenta buen semblante tras haber perdido unos 10 kilos, mantiene su mismo aspecto de bonachón de siempre, dice que no recuerda nada de lo sucedido  y asegura que cada día que pasa se siente mejor. Pero, lógicamente, le quedan algunas secuelas tras haber estado 70 días ingresado. La pierna que arrastra algo al andar y cierta palidez en su rostro son las más llamativas.

Superados esos malos momentos, lo primero que sale de la boca de Sánchez Heredia son palabras de agradecimiento. No se olvida de nadie: del personal del Puerta del Mar que lo ha atendido, de sus sobrinos y compañeros de partido que han estado velando por él y de dirigentes de otras siglas y vecinos de Cádiz que se han interesado por su estado de salud. Y ahí recurre de nuevo a la ironía: “Si todos los que me han llamado estos días o los que me han parado por la calle para preguntarme me hubieran votado, a saber dónde estaría yo”, afirma riéndose quien fuera, sin éxito, candidato del PA a la Alcaldía de Cádiz en 2007 y que, no obstante, agradece con sinceridad tantas muestras de cariño “y eso que no he ido aún al casco antiguo de Cádiz”.

Recuperadas algo las fuerzas, este abogado de 52 años, cofrade y andalucista convencido, ha empezado a retomar poco a poco su actividad como secretario provincial del PA. Ayer ya analizaba los Presupuestos Generales del Estado para 2013, aunque su cometido se limitará a esta semana porque abandonará el cargo en el congreso provincial del próximo sábado. Afirma que su marcha la tenía decidida desde antes de su enfermedad pero ahora se hace más necesaria si cabe. “Han sido cuatro años durísimos porque hemos trabajado mucho recorriendo todas las agrupaciones de la provincia y encarando tres elecciones seguidas con muy pocos recursos. Y aunque mi intención es seguir en la brecha, ya no podré mantener el mismo ritmo”, reflexiona antes de desvelar que asumirá el área de Comunicación del PA de Cádiz si el nuevo secretario provincial es Héctor Lagier.

Y Ramón Sánchez Heredia, fiel a su estilo, sigue hablando de todo y defiende la unidad en el PA, y lamenta la crisis económica, y critica el momento en el que se recrudecen los aires independentistas en Cataluña... y demuestra que, afortunadamente, sigue siendo el mismo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios