Provincia de Cádiz

Otro turista denuncia que fue multado con hechos falsos en Conil

  • El denunciante afirma que un policía local agregó a la multa que su perra iba suelta cuando él no quiso firmarla por un desacuerdo

Un policía local de Conil, en una imagen de archivo.

Un policía local de Conil, en una imagen de archivo. / D.C.

Un turista denunció a finales del mes pasado que un policía local de Conil añadió infracciones falsas en una multa cuando él se negó a firmarla porque no estaba de acuerdo con la hora ni con el lugar que reflejaba el acta. El hombre presentó su denuncia el pasado día 25 de julio ante la Guardia Civil, en Conil, y al día siguiente, en el Ayuntamiento de esta localidad con un escrito dirigido al alcalde.

Roberto Oliveros decidió relatar su caso tras leer en este periódico la información sobre el del turista que sostiene que dos policías locales de Conil se inventaron el pasado día 15 una segunda infracción de tráfico cuando se quejaba de otra que consideraba injusta.

Ocurrió el 25 de julio por la mañana. Roberto explica que se encontraba con su perra de raza Setter Golden debajo del puente del río Salado y que tenía al animal sujeto con una correa. Se le acercó entonces un policía local y le comunicó que levantaba acta de que se hallaba en la playa con la perra y que se le enviaría por correo. Roberto dice que le reclamó al agente el acta; le dijo que era su obligación entregársela. Y que el policía la redactó y se la entregó.

Al leer el documento, el turista observó que reflejaba dos cuestiones con las que no estaba de acuerdo: la hora y el lugar de la infracción. Figuraba que había sucedido a las 11:20 y en la playa. Roberto sostiene que eran las once de la mañana y que el lugar era el río Salado; bajo el puente del río Salado, exactamente; esto es, en un lugar en el que no perjudicaba a ningún bañista. "Le dije que no la firmaba salvo que me permitiese escribir esto en el apartado de observaciones".

El policía reaccionó enfadado, afirma Roberto, y les espetó a él y a otra persona que se encontraba en el mismo lugar con otro perro: "Pues os vais a enterar". A continuación, según el relato expuesto en las denuncias ante la Guardia Civil y en el Ayuntamiento de Conil, el policía escribió en el apartado de observaciones lo siguiente: que la perra iba suelta y que no tenía bozal.

El turista asegura que llevaba a su perra sujeta con una correa y que no es obligatorio que lleve bozal porque no pertenece a una raza peligrosa. "Ante ese atropello, le comenté al policía que un servidor público no debería hacer eso", dice Roberto. Después, ese mismo día, acudió al Puesto de Conil de la Guardia Civil y presentó una denuncia por unos hechos que considera una posible prevaricación. Al día siguiente, 26 de julio, presentó un escrito en el Ayuntamiento de Conil, dirigido al alcalde y con copia para el jefe de la Policía Local, en el que relataba su versión de lo acontecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios