Cultura

Albert Boadella: "Que Mas y Duran se hagan los sorprendidos es para morirse de risa"

  • El director teatral asegura que "media Cataluña sabía lo que estaban haciendo los Pujol"

Según Albert Boadella, "media Cataluña sabía lo que estaban haciendo los Pujol", por eso, que ahora Artur Mas o Antoni Duran "se hagan los sorprendidos" es "para morirse de risa", asegura el director teatral, quien ya lo insinuó en 1981 en 'Ubú Rey'. "Los Pujol en Sicilia habrían sido los amos", remacha. Lo que sí es sorprendente, dice, es que "no se toparan antes con las instituciones del Estado", "el silencio de los medios, especialmente el de los catalanes", y que Jordi Pujol "haya decidido confesar".

Boadella recuerda que montó en 1981 la que ha sido su compañía hasta el año pasado, Els Joglars, una obra sobre el que era el presidente de la Generalitat que tituló 'Ubú Rey' y en la que los personajes de Pujol y de su esposa, Marta Ferrusola, comentaban que una terapia que querían hacer se pagaría con fondos reservados. "Luego, cuando la revisamos en 199, había dos niños Pujol que pasaban constantemente delante del despacho del padre con maletas que al final se abrían y de las que caían fajos de billetes", rememora. Y es que, según argumenta, "media Cataluña, la Cataluña que tenía cierto nivel de relación con la cultura y la política, sabía perfectamente cómo funcionaba eso".

"Si le hubieran imputado habría sido más honorable, porque habría sido el Estado el que lo hiciera. Ante los catalanes habría salvado la cara, porque habría sido el enemigo el que le imputara, como pasó con Banca Catalana. He llegado a pensar que ha hecho examen de conciencia y que ha querido ponerse a bien ante Dios", especula antes de recordar cómo Pujol "cambió muchísimas cosas en Cataluña conforme a su ideología, a su educación, a su moral, y ahora sucede lo mismo. Un solo hombre desmonta la moral del conjunto de una ciudadanía sometida a la ficción de futuros fantásticos, heroicos y ricos".

El "fallo" de Jordi Pujol, sostiene, ha sido pensar que la "impunidad que le ha rodeado iba a ser para siempre y suficiente. Tenía a Cataluña a sus pies y pensaba que eso era suficiente. Se había olvidado que pertenece a una gran nación que es el Estado español y que tiene unas instituciones".

Ninguna figura pública se libra de las opiniones de Boadella, de Artur Mas asegura es "lo peor que le puede suceder a un país por su falta de inteligencia"; de Pedro Sánchez dice que es "una cataplasma con buen aspecto"; de Felipe VI que tiene el problema de que "no sabe sobre cuántas hectáreas reinará", y de Don Juan Carlos que ha demostrado "una pasión extrema y una enorme competencia" en su profesión, es decir, "el teatro", se ríe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios