Diario de las artes Artistas que magnifican la realidad

Artistas que magnifican la realidad Artistas que magnifican la realidad

Artistas que magnifican la realidad

Comentarios 0

'Ojo por Ojo' Paco Mármol - José Antonio Chanivet. Antiguo Mercado. Ubrique

Muy buena exposición la que se presenta en la antigua sede del Mercado de Abastos de Ubrique. Dos de los más acertados pintores de la provincia de Cádiz funden sus posiciones creativas en una felicísima muestra donde la realidad es interpretada con dos lenguajes distintos pero con una misma poderosa morfología plástica. Paco Mármol y José Antonio Chanivet son dos pintores, de los que hoy llaman media carrera - por llevar un tiempo en la profesión y por quedarle, todavía, otro tanto en plena lucidez artística -, que están en posesión de unas maneras pictóricas tremendamente personales, llenas de trascendencia artística y con unos convincentes planteamientos creativos que son del gusto de todas las miradas. Porque tanto Paco como Chani, Chani como Paco, no esconden absolutamente nada. Su trabajo es firme, sin fisuras, ambos establecen una realidad artística sobradamente asimilada y dispuesta para que desarrollen sus más especiales perfiles pictóricos. Son artistas de pocas alharacas, de mucho sentido creativo, de permanecer al margen de modas e intereses espurios y de dedicarse con entusiasmo a una pintura que aman desde siempre.

A los dos los hemos visto en bastantes ocasiones por separado, a Paco Mármol llenando de fortaleza creativa una figuración sabiamente estructurada desde los difíciles postulados de un bolígrafo BIC; a José Antonio Chanivet dando nuevas perspectivas significativas a una representación muy acertadamente dispuesta desde los parámetros de un dibujo espléndido y consciente de su infinito poder. Ahora llegan juntos a mostrar sus variadas perspectivas estéticas de una misma afortunada realidad. En los dos hay muchas coincidencias; sobre todo de ideas, de emociones, de compartir espíritu artístico, de caminar por espacios creativos de mucho apasionamiento. Sin embargo, cada uno posee una realidad plástica diferente, con unos conceptos creativos distintos y asumiendo formulaciones variadas.

Una imagen de una de las obras. Una imagen de una de las obras.

Una imagen de una de las obras.

José Antonio Chanivet nos ofrece unas escenografías pararreales donde lo más inmediato trueca sus sistemas representativos por una nueva visión de lo que la mirada ilustra. En sus obras, dibujos a carbón sobre papel Fabriano, encontramos escenas que, a fuerza de ser cercanas, dejan su más inmediata naturaleza para suscribir una nueva dimensión. La visión del espectador se deja embaucar por un espacio representativo donde los objetos, los elementos conformantes y la propia escena formulan una especialísima ambientación donde todo deja su habitual situación específica para adoptar una nueva fórmula que abre todas las perspectivas significativas e incitan a la mirada a crear espacios emotivos y de infinita filiación semántica. Se trata de una obra poderosa en su aspecto formal, con un dibujo claro y evidente, elegante y definidor y un sistema interpretativo abierto a todo y a todos.

Por su parte, Paco Mármol vuelve a incidir en esos postulados ilustrativos de lo real que él desarrolla con delicadísimas estructuras dibujísticas. En Ubrique se presenta con varias series que sujetan una realidad de atractivos efectos visuales. Su conocida galería de animales en peligro de extinción realizada con toda minuciosidad y espectacularidad compositiva vuelven a manifestar su potencia pictórica. Junto a ellos una serie de obras que, esta vez cambiando el bolígrafo bic por los lápices, dejan constancia de un pintor lleno de entusiasmo que relata un entrañable mundo animal. En la obra de Paco Mármol nos encontramos todos los argumentos de un dibujo que deja de ser un mero sistema compositivo para desarrollar las más poderosas formulaciones de la pintura realista.

La exposición OJO POR OJO es una balsa de pureza en medio de un arte convulso, con muchas intrigas y perspectivas que, como menos, crean no demasiada buena inquietud. Los dos artistas gaditanos representan esa gran parcela de buenos creadores que existen en la provincia de Cádiz. Son dos pintores pintores, magníficos hacedores de una pintura a la que ellos conceden la máxima potestad creativa. Esta exposición lo constata fielmente y nos pone en la sintonía de un arte que ellos hacen grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios