Educando con arte

'Baelo Claudia' de Rocío Cano

'Baelo Claudia' de Rocío Cano 'Baelo Claudia'  de Rocío Cano

'Baelo Claudia' de Rocío Cano

Pintura realizada a óleo sobre lienzo.

Dos elementos claramente diferenciados se aprecian en la obra de Rocío Cano. Por un lado se observa un magnífico paisaje mediterráneo de bosque bajo, sutilmente representado con una técnica abocetada que acentúa el carácter de la expresión. Ante el mismo nos encontramos un escenario arqueológico con los restos de edificios clásicos que enmarcan la escultura de un ciudadano romano. El título de la obra nos informa de la realidad representada: una paisaje de la antigua ciudad de Baelo Claudia, tan importante en el sur de la provincia de Cádiz, famosa por la fábrica de salazones que existía en época romana.

La artista ha encontrado un feliz espacio para plantear una pintura figurativa valiente, con carácter e ilustradora de un paisaje de gran belleza. La realidad que representa se nos ofrece muy bien determinada, con un primer plano sobre las ruinas romanas que acogen en su seno la imponente figura de una patricio romano realizado en mármol y que produce un poderoso contraste con los cálidos tonos terrosos de las piedras antiguas. Este primer plano nos conduce por la contundente figuración de la artista. Para ello ha desarrollado una representación más minuciosa, con una pincelada más segura y exacta que presupone el claro objetivo de potenciar los elementos representados. La ilustración de la realidad tan bellamente acondicionada nos descubre a una artista poderosa, sabedora de cómo relatar con precisión un paisaje que ella estructura convincentemente, posicionando la doble escena representada con un sentido artístico distinto. Así, a la mayor definición de lo concreto del primer plano, ese que nos hace transitar por la historia de la ciudad romana, con los restos de su antiguo esplendor, se superpone la mayor dimensión expresiva con un paisaje, mucho más gestual, de pincelada libre y dinámica que desentraña la realidad escuetamente representada.

La obra de Rocío Cano nos conduce por los parámetros de una pintura cercana, muy amena, sin reveses, directa, de mirada fácil que transporta a los contundentes planteamientos de esa pintura grande, sabia y eterna. Estamos ante una pintura que narra un paisaje pero, también, que nos ilustra sobre una historia que fue grande y de la que nos queda unos retazos que la artista ha sabido componer con sabios argumentos; una pintura que transmite bellas sensaciones, que plasma, dentro de la escena general, episodios diferentes muy bien compuestos para que, cada uno oferta su realidad definitiva

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios