Cultura

La Cátedra regala su historia a Jerez

  • La entidad jerezana de flamencología cede al CAF sus fondos, un total de 3.000, con una extensa fonoteca, biblioteca, hemeroteca, fotografías, vídeos, cuadros, batas de cola, mantoncillos...

Comentarios 2

Aquellos cuatro intrépidos eran tan sólo unos jovenzuelos. Tenían unos 20 años pero sus hombros sostenían unas cabezas pensantes en las que bullían ideas continuamente, como brindar con vino de la tierra por un tal Shakespeare o poner los cimientos de la Cátedra de Flamencología. Corría el año 1958. Manuel Pérez Celdrán, Juan de la Plata, Manuel Ríos Ruiz y Esteban Pino Romero son los responsables de que hoy la Cátedra siga acumulando historia más de medio siglo después. Un bagaje que desde ayer pasa a formar parte de los fondos documentales del Centro Andaluz de Flamenco (CAF).

La directora de la Agencia Andaluza del Flamenco, Mª Ángeles Carrasco, fue la encargada de presentar el convenio de colaboración suscrito por la Consejería de Cultura y la Cátedra, cita en la que estuvo acompañada por dos de los fundadores, Juan de la Plata y Manuel Pérez Celdrán, y por Olga de la Pascua, directora del Centro Andaluz de Flamenco. En su intervención, Carrasco destacó la "labor desinteresada" desempeñada por los fundadores de la Cátedra y agradeció este gesto, "con el que todos los amantes del flamenco podrán disfrutar de unos fondos únicos".

Juan de la Plata apuntó que el trabajo que "voluntariamente asumimos cuando teníamos 20 años, ahora que nos acercamos a la senectud, se impone el momento de descansar, y queremos que dicho trabajo tenga una continuidad, en el seno de un organismo (el CAF) al que consideramos continuador de nuestros fines y donde tenemos nuestra sede desde hace 8 años. Sabemos que estos archivos serán conservados con el mismo cariño que lo hemos hecho nosotros". Pérez Celdrán aseguró que este acto "no significa la disolución de la Cátedra, es tan sólo una cesión. Cualquier documento que nos vaya llegando lo donaremos al CAF".

De la Pascua agradeció también "la labor que ha realizado la Cátedra durante todos estos años en pro del flamenco, que no sería lo mismo sin ellos".

En total, son más de 3.000 los fondos. El legado está formado, entre otras cosas, por una extensa fonoteca, en toda clase de soportes, desde pizarra al CD; una amplia biblioteca y hemeroteca especializada; valiosa colección de vídeos, una importante colección fotográfica y, sobre todo, por un archivo documental extensísimo, compuesto a base de fichas biográficas y gráficas de los más célebres artistas flamencos; numerosa correspondencia con éstos y con flamencólogos, críticos, investigadores y peñas; así como notas, apuntes y trabajos de investigación; programas y carteles de festivales flamencos de toda España. Todos estos documentos se digitalizarán, catalogarán y volcarán en la red de Puntos de Información del Flamenco y estarán a disposición de aficionados e investigadores que quieran consultarlos. Además de los Puntos ubicados en Jerez, hay acceso desde las ocho provincias andaluzas y en breve se ubicarán en cinco centros del Instituto Cervantes.

Además, entre los objetos que integran el archivo, se incluyen varias indumentarias de baile, entre ellas una bata de cola y mantoncillo de Antonia Mercé 'La Argentina', y trajes y botas del bailarín Antonio y otros afamados bailaores; así como algunas pinturas; entre ellas dos excelentes retratos al óleo, de los cantaores Manolo Caracol y Terremoto de Jerez, obras del gran pintor jerezano, ya desaparecido, Juan Manuel Gutiérrez Montiel. Los archivos permanecerán en el Centro Andaluz de Flamenco y serán cedidos a otras instituciones que así los soliciten de manera temporal.

Por su parte, la Agencia Andaluza del Flamenco organizará un acto de agradecimiento en el que se homenajeará la labor desempeñada por la Cátedra en estos años, y el Centro Andaluz de Flamenco ha iniciado los trámites para que el Consistorio jerezano dedique una calle de la ciudad a Juan de la Plata.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios