Diario de las artes

Rediseñando el diseño

Obra de Paco Mármol Obra de Paco Mármol

Obra de Paco Mármol

Paco Mármol. Campus de la Asunción. Jerez

Paco Mármol es pintor sobradamente conocido en los mejores ambientes de nuestro arte. Sus últimas comparecencias con ese esclarecedor dibujo a bolígrafo con los animales en peligro de extinción como protagonistas o, la última en los espacios de la Chanca de Conil, con una serie de espectaculares obras sobre chatarra que dejaban atónita la mirada y predisponían el alma para muchos más felicísimos encuentros emocionales, sitúan al artista gaditano en lo más expectante del arte de nuestra provincia. Sin embargo, la actividad creativa de Paco Mármol no se detiene en esa única faceta de pintor privilegiado; los que lo conocemos sabemos de su importante labor como diseñador; un diseñador con las ideas claras, que sabe estructurar los escenarios de sus encargos con la dimensión exacta para que recree una realidad que abarque mucho más que lo que se ilustra.

La exposición que organiza el Vicerrectorado de Extensión Universitaria en el Campo de la Asunción de Jerez no es una muestra de la pintura de Paco Mármol. Es una estricta, rigurosa y convincente exposición sobre diseño gráfico y, por extensión, una inteligente sucesión de proyectos sobre las portadas de los discos que influyeron en nuestras vidas. Eso de lo que hoy, por culpa de las descargas de las plataformas, se ha perdido y no es, como lo fue para generaciones anteriores, entrañables realidades que aportaban emoción y sentido a la propia música. A este que esto les escribe, el diseño de las portadas de los libros de la Alianza Editorial era, tan atractivo, como el propio contenido de la obra literaria. Eso ocurría antes y, poco a poco, se ha ido perdiendo. Paco Mármol nos vuelve a introducir en aquellos entrañables espacios de las portadas de los discos rediseñando y creando nuevas perspectivas a la música de toda la vida.

Paco Mármol se plantea el proyecto de una forma muy original. Escoge los discos de su música preferida; discos que se ofertaban en unas portadas realizadas, en su momento, por los mejores diseñadores y que aportaban a la propia dimensión musical, un valor añadido debido a la importancia del diseño. De esos discos realiza una maqueta ideada por él, con su realidad creativa y bajo la influencia de la música que ofrecen. Trabaja la nueva portada con su particular criterio estético, ajeno a la realidad artística que ofrecían las portadas originales. Pero, al mismo tiempo, mantiene las circunstancias de aquellas, ofreciendo al espectador una imagen de las mismas, así como la información del disco y la relación de canciones que contenía. Con estas obras, el artista gaditano no sólo nos introduce en su personalísima manera de entender el diseño gráfico, ese que desentraña de forma muy organizada y con sutiles planteamientos visuales una metáfora del contenido de la pieza musical, una especie de poema pintado que relaciona la música con una nuevo estamento representativo. También, nos hace un relato histórico del disco, comparando las dos realidades artísticas que ofrecen la antigua portada y la nueva. Todo, en definitiva, buscando una nueva dimensión a ese diseño gráfico de los que muchos presumen y pocos han dejado verdadera huella perdurable.

La exposición nos conduce por esos territorios creativos de un Paco Mármol artista que sabe dotar a esta forma de expresión, de su más estricto sentido artístico; buscando, además, que el diseño de la obra marque clara y bellamente su objetivo final que no es otro, en este caso, que el de atrapar la mirada y vestir de gala esa realidad musical que encierra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios