Diario de las artes

Toda la verdad de la acuarela

Roberto Barba. Espacio Abierto. Jerez

Obra de Roberto Barba Obra de Roberto Barba

Obra de Roberto Barba

Puedo decir sin ánimo de no estar demasiado equivocado que, en estos momentos, el paisaje artístico de nuestra ciudad goza de bastante buen aspecto. Cada día aparecen más jóvenes que generan muy buenas expectativas, que están en posesión de unos planteamientos sustentados con sumo poder plástico; que saben cómo llevar a cabo esa realidad tan acertadamente configurada y que desarrollan proyectos artísticos de absoluta trascendencia. Hace unos días se dio a conocer el fallo de la trigésima cuarta edición del Premio BMW de Pintura; el ganador fue un artista jerezano, Javier Palacios; otro de los jóvenes más ciertos de nuestra pintura, Nacho Estudillo, está exponiendo en el Palacio de los Condes de Gabia de Granada, uno de los espacios artísticos andaluces que más apuestan por las propuestas más interesantes de los más jóvenes; además, este pintor jerezano ha obtenido, en este días, el Premio a los Jóvenes Talentos Andaluces dentro del treinta y tres Premio de Pintura "Emilio Ollero" que convoca la Diputación de Jaén; Cristina Megías, artista jerezana, goza de los estamentos creativos más claramente inclinados hacia lo más nuevo y forma parte de la exposición "SER -AQUÍ" que actualmente se presenta en el Palacio de la Diputación de Cádiz y que acoge a los artistas nacidos después de los ochenta. Junto a ellos, los nombres de Eduardo Millán, Rocío Cano, David Maldonado, Antonio Lara, Alejandro del Valle, Natalia Domínguez, Ana Barriga, Carmen Chofre, Jesús Rosa, Fernando Clemente... entre otros, mantienen vivo un arte, ya, absolutamente consolidado.

Entre estos jóvenes que ya han superado aquello de emergentes, podemos encontrarnos con el nombre de Roberto Barba, cuya obra va ganando enteros y acercándose a un segmento de clarividencia donde tienen cabida los artistas seguros y con criterio. Hace poco, el Certamen de Pintura al aire libre organizado por la Asociación del Casco Antiguo y patrocinado por la Bodega Fundador, obtuvo el Primer Premio con una espléndida acuarela. Y es que, además, el artista jerezano ha asumido como modo de expresión la acuarela, sistema de infinitas complejidades al que no todos llegan con la necesaria entidad.

Roberto Barba presenta su trabajo en Espacio Abierto, el nuevo espacio cultural multiusos que, ya dijimos, que su aparición en el sector artístico era totalmente necesaria para canalizar la labor de los más jóvenes, llenando con ello ese hueco tan descorazonador que existía en el paisaje expositivo de la ciudad. Su muestra es un cuidado conjunto de obras con la acuarela definiendo un paisaje muy bien estructurado para hacernos partícipes de una jugosa representación, formulada desde los parámetros de una pincelada suelta, expresiva y llena de sutileza a la hora de interponer el bello relato paisajístico al feliz desenlace plástico. El pintor jerezano plantea un paisaje que atrapa la mirada, que suspende el propio relato ilustrativo para ofertar una acusada emoción y para suscribir un lenguaje muy bien definido desde un personal tratamiento del color, con gamas verdes que puntualmente se ven salpicadas de sutiles grafías coloristas, con el azul sabiamente distribuido por una escena que nos conduce mucho más allá de lo que la mirada abarca y patrocina. Estamos ante unas acuarelas que descubren a un buen pintor; un artista convencido y convincente; dominador de los estamentos formales, conocedor de los complejos plásticos de la acuarela y sabedor de cómo hacerlos vibrar en ese estamento tan difícil en el que no sólo hay que saber ilustrar la representación sino dotarla de entidad artística, de vida pictórica y de emoción plástica.

La realidad pintada de Roberto Barba va infinitamente más allá del mero discurso bien representado; está por encima del efectismo epidérmico de lo fotográficamente descrito. Tras cada pincelada hay vida artística, entusiasmo, verdad. Por eso, es fácil darse cuenta de que el protagonista de la nueva exposición de la galería de la calle Alvar López forma parte, por derecho propio de ese buen segmento creativo en el que se encuentra el arte de nuestra ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios