Diario de las artes

Vibrantes posiciones cromáticas

Una de las obras de Ybarra Una de las obras de Ybarra

Una de las obras de Ybarra

Cristina Ybarra. Hotel Casa Palacio María Luisa Jerez

El Hotel Casa Palacio María Luisa, en su corto tiempo de vida, ha demostrado estar totalmente implicado con la realidad de la sociedad de Jerez. No sólo se trata de un bellísimo establecimiento que ha ocupado un edificio que fue sede de una conocida institución jerezana; un palacio rigurosamente rehabilitado y convertido en un hotel que, aparte de su objetivo prioritario, ha eclosionado en un ente vivo dispuesto para acoger todo tipo de acontecimientos de esos de los que se celebran en la ciudad y que forman parte de su patrimonio inmaterial.

Durante este poco tiempo desde que el Hotel abriera sus puertas, el bello palacio de la calle Tornería ha acogido en sus magníficas y espectaculares estancias, muchos eventos relacionados con Jerez y sus cosas: la Navidad, la Semana Santa - con un cartel salido del genio creador de Miguel Ángel Segura, uno de los artistas más sabios en esta faceta -, la Feria - significativa fue su exposición de trajes de gitana, la muestra de fotografía taurina del artista Júcaro o la presentación del libro "Memorias de los 80, una apasionante década de toreo" del que es autor el crítico taurino Alfonso Santiago -. Y, como no podía ser menos, dado el conocido interés de María Luisa Cuñado de Azcárate, la propietaria del Hotel, por el Arte Contemporáneo, las exposiciones también tenían que ocupar un lugar privilegiado en el recorrido cultural de este establecimiento.

En uno de los bellos salones se presenta una muestra de la artista sevillana Cristina Ybarra; pintora de muy amplio espectro que lleva tiempo demostrando su apasionamiento por un arte al que ella impone un particular lenguaje. Esta autora a la que conocemos de otras exposiciones, de su faceta cartelística y de sus labores como restauradora, llega a Jerez para ofrecernos una pintura de poderosa expresión; una pintura valiente, contundente y muy bien conjugada en continente y contenido.

Cristina Ybarra como pintora da muestras de un absoluto dominio de la plástica conformadora; algo que se observa en la utilización de unos materiales de fuerte personalidad, en unos formatos de atractivos formas redondeadas, en unos planteamientos cromáticos que envuelven de expresionismo figurativo la realidad representada y, además, en el adecuado manejo de unas fórmulas pictóricas con exuberantes gamas cromáticas doradas y plateadas que otorgan al conjunto de las piezas bellas y determinantes circunstancias que inciden en esos ambientes vibrantes y exultantes que dominan el conjunto.

Cristina Ybarra nos ofrece un sugestivo conjunto de obras que suscriben un universo natural, particular fauna y flora de bellas connotaciones pictoricistas que surgen entre esa realidad plástica bellamente conformada desde esos fondos con fuerte plástica generadora ; dejando abiertas las múltiples circunstancias de una pintura que no deja indiferente.

La autora sevillana es una pintora consolidada, que sabe muy bien estructurar plásticamente una realidad para que todo quede supeditado a un poderosos expresionismo formal de espléndida naturaleza colorista.

El Hotel Casa Palacio María Luisa vuelve a ser especial escenario donde celebrar realidades expectantes. En este caso la pintura formalista de una artista sabia nos abre las perspectivas de la emoción por las cosas bien concebidas y mejor estructuradas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios